Comienzan labores de epidemiólogos de Salud en Hospital de Carolina

09-17-13 epidemiologos hosp carolinaCAROLINA – CAROLINA (CyberNews) – La secretaria interina del Departamento de Salud, Ana Rius llegó el martes junto al equipo epidemiológico al Hospital de la Universidad de Puerto Rico en Carolina para comenzar el proceso de vigilancia ante el brote de la bacteria Acinetobacter Baumannii en la institución, que ha cobrado varias vidas.

“Nuestra meta es enfatizar en las recomendaciones que hizo el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta”, dijo Rius en una conferencia de prensa.

Según la funcionaria, estas recomendaciones son vigilancia e higiene de manos, las precauciones de contacto, la limpieza rutinaria y terminal, porte o separación de pacientes contaminados, manejo de instrumentos y equipos y la parte más importante, educación.

Rius dijo se recibirán informes periódicos sobre el cumplimiento de la institución y se espera que el 4 de octubre se complete el proceso inicial de descontaminación.

Por su parte, el epidemiólogo Johnny Rullán explicó que enfatizarán en la parte de limpieza del personal y los equipos médicos los cuáles son el foco principal de un posible contagio.

“Mi diagnóstico es que nosotros tenemos que tener disciplina exacta y precisa por las próximas tres semanas para que este hospital se le pueda devolver a la Universidad de Puerto Rico”, sostuvo Rullán, quien añadió que la bacteria no se propaga por el aire, sino mediante contacto con una superficie que pueda estar contaminada.

El director del Hospital, Domingo Nevárez fue destituido de su cargo la noche del martes tras una extensa reunión de la Junta de Directores por el manejo de esta crisis.

Según trascendió el organismo le retiró la confianza a Nevárez y éste acogió esa determinación. Ante cuestionantes sobre su posible salida, el lunes el funcionario había expresado que su puesto estaba a la disposición de la Junta.

La salida de Nevárez se produjo en momentos en que se puso en cuestión un informe del CDC que indica que la cantidad de muertes sospechosas relacionadas con la bacteria alcanza las 32.

Anteriormente el Departamento de Salud había indicado que la cantidad eran 10. Sin embargo, el informe no certifica ni descarta que la treintena de muertes estén relacionadas con la bacteria.

“Nuestra meta es enfatizar en las recomendaciones que hizo el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta”, dijo Rius en una conferencia de prensa.

Según la funcionaria, estas recomendaciones son vigilancia e higiene de manos, las precauciones de contacto, la limpieza rutinaria y terminal, porte o separación de pacientes contaminados, manejo de instrumentos y equipos y la parte más importante, educación.

Rius dijo se recibirán informes periódicos sobre el cumplimiento de la institución y se espera que el 4 de octubre se complete el proceso inicial de descontaminación.

Por su parte, el epidemiólogo Johnny Rullán explicó que enfatizarán en la parte de limpieza del personal y los equipos médicos los cuáles son el foco principal de un posible contagio.

“Mi diagnóstico es que nosotros tenemos que tener disciplina exacta y precisa por las próximas tres semanas para que este hospital se le pueda devolver a la Universidad de Puerto Rico”, sostuvo Rullán, quien añadió que la bacteria no se propaga por el aire, sino mediante contacto con una superficie que pueda estar contaminada.

El director del Hospital, Domingo Nevárez fue destituido de su cargo la noche del martes tras una extensa reunión de la Junta de Directores por el manejo de esta crisis.

Según trascendió el organismo le retiró la confianza a Nevárez y éste acogió esa determinación. Ante cuestionantes sobre su posible salida, el lunes el funcionario había expresado que su puesto estaba a la disposición de la Junta.

La salida de Nevárez se produjo en momentos en que se puso en cuestión un informe del CDC que indica que la cantidad de muertes sospechosas relacionadas con la bacteria alcanza las 32.

Anteriormente el Departamento de Salud había indicado que la cantidad eran 10. Sin embargo, el informe no certifica ni descarta que la treintena de muertes estén relacionadas con la bacteria.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.