Cirilo Tirado indagará en la validez de nombramientos a cargos públicos

foto:senado.pr.gov

foto:senado.pr.gov

EL CAPITOLIO – El senador Cirilo tirado informó el miércoles, que el Senado tendrá que investigar la constitucionalidad de los 103 nombramientos hechos por el otrora gobernador Luis Fortuño y que fueron aprobados por la Cámara Alta, impulsados por su pasado presidente Tomás Rivera Schatz, durante una sesión extraordinaria convocada en diciembre de 2012.

La petición es propulsada por el legislador Cirilo Tirado Rivera mediante la Resolución del Senado 469 (R. del S. 469) radicada en la tarde de ayer, martes, y referida a la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos del Senado.

La Resolución busca determinar si ese centenar de nombramientos se realizaron “de conformidad con la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico o si ha habido desviaciones procesales o sustantivas que deban ser corregidas”.

La Constitución establece que las designaciones del Ejecutivo requieren, para su aprobación, el consejo y consentimiento del Senado de Puerto Rico.

Tirado Rivera ha manifestado dudas en cuanto a la validez de los procesos de nominación y confirmación de esas personas a cargos públicos, entre ellos nombramientos a la judicatura que, en su mayoría, se trató de figuras identificadas con el Partido Nuevo Progresista.

Este asunto también ha sido cuestionado en los tribunales por un grupo de ciudadanos.

“Tenemos el deber moral de investigar si el Senado actuó con autoridad constitucional al confirmar las designaciones que hizo el Gobernador al convocar una sesión extraordinaria, al filo de terminar el año 2012 y tras haber fracasado en su intento por revalidar a su cargo. Hay que evaluar si los métodos y mecanismos utilizados responden a lo requerido por la Constitución, que establece (Sección 10, Artículo 3) que “cuando el Gobernador convoque a la Asamblea Legislativa a sesión extraordinaria sólo podrá considerarse en ella los asuntos especificados en la convocatoria o en mensaje especial que el Gobernador envíe en el curso de la sesión”, dijo el senador.

Los nombramientos cuestionados, agregó Tirado Rivera, se aprobaron sin que mediara una convocatoria clara ni precisa del entonces Primer Ejecutivo al Senado, lo que puede entenderse como una arbitrariedad que viola el proceso constitucional.

“Durante el pasado cuatrienio existió la práctica de realizar sesiones extraordinarias del Senado sin la debida convocatoria del Gobernador, lo que cristaliza una sombra de nulidad que gravita sobre estos y cualquier nombramiento. Lo que está en juego es la legitimidad no solo del nombramiento sino de la autoridad constitucional de la persona nombrada para establecer e implantar política pública, tomar decisiones a nombre del pueblo de Puerto Rico, juzgar casos y controversias y poner en la balanza la libertad ciudadana”, acotó el senador.

Al tiempo que requirió esta investigación, Tirado Rivera presentó un Proyecto de Ley (P. del S. 733) para enmendar el Artículo 52 del Código Político de 1902.

La propuesta del Legislador busca añadirle un segundo párrafo al Código Político para disponer que “cuando el Gobernador convoque a la Asamblea Legislativa o a cualquiera de sus cuerpos a sesión extraordinaria para considerar designaciones de funcionarios a puestos que requieran consejo y consentimiento, la convocatoria especificará o detallará el puesto o cargo para el cual se hace la designación, así como el nombre completo de la persona designada”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.