Asesinatos en Arecibo, Cataño y Guaynabo

images50SAN JUAN – La Policía investiga tres asesinatos ocurridos por separado en las últimas horas en Arecibo, Cataño y Guaynabo. Según el informe policiaco, cerca de las 8:45 de la noche del martes, en el barrio Río Arriba, sector Caninas II fue asesinado Juan Joel Muñiz Sobalin de 18 años y residente del lugar.

Alegadamente, éste se encontraba sentado en una valla con su primo Jovanni Muñiz Domena de 23 años, cuando se le acercó un sujeto al que llaman como Toño Santiago, también vecino del lugar, quien intentó dispararle a Muñiz Domena advirtiéndole que no le volviera a robar.

Acto seguido el joven salió corriendo, pero el individuo volvió a martillar el revólver y le causó una herida de bala en la cabeza a Muñiz Sobalin, quien murió en el acto.

Las autoridades indicaron que un sujeto identificado como José Rodríguez Martínez, se entregó a las autoridades posteriormente. El agente Alberto Torres, de la División de Homicidios de Arecibo, en unión a la fiscal Hazel I. Justison Díaz, se hicieron cargo de la investigación.

De otra parte, a eso de las 7:31 de la noche, agentes adscritos al precinto Juan Domingo llegaron hasta la calle Wilson intersección con la calle Ponce De León de Cataño, donde encontraron el cadáver de un hombre.

El mismo fue identificado como Ángel L. Maldonado López de 51 años, quien presentaba varias heridas de bala que le causaron la muerte en el acto. El Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón se hizo cargo de la investigación.

Más temprano, a eso de las 6:03 de la tarde, se reportó otra muerte violenta en la carretera PR-2 cerca del desvío de la avenida Martínez Nadal en dirección de San Juan a Bayamón.

El hombre que aun no ha sido identificado, fue ultimado dentro de una guagua color blanca y presentaba varios impactos de bala en diferentes partes del cuerpo. Fue descrito como de tez blanca, ojos marrón, pelo negro lacio, el cual vestía pantalón corto color verde y tenis blancos.

El agente Aquino de la División de Homicidios del CIC de Bayamón, estuvo a cargo de la investigación, en unión a la fiscal Arlene Patiño Lorenzo, quien ordenó levantar el cuerpo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.