Afirman fortaleza de la capacidad crediticia de la isla

imagesSAN JUAN – El presidente interino del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), José V. Pagán, defendió el martes tanto la fortaleza del crédito de Puerto Rico como la reforma fiscal y el plan económico que ha puesto en vigor la administración del gobernador Alejandro García Padilla. Esto en respuesta a la reciente reacción de los mercados financieros a la deuda pública de Puerto Rico y de sus corporaciones públicas. Pagán señaló que el reciente comportamiento de los mercados con respecto a la deuda pública ignora los logros alcanzados.

“No creemos que la reciente actividad de los mercados refleje con exactitud este progreso. El hecho es que Puerto Rico ha tenido avances enormes y que ha tomado decisiones políticamente difíciles durante los pasados ocho meses para poder atender problemas que tardaron generaciones en crearse. Creemos que ninguna otra jurisdicción de importancia en Estados Unidos ha sido tan ambiciosas y exitosa como Puerto Rico a la hora de atender sus problemas fiscales”, dijo Pagán en un comunicado.

Sobre los intereses a los que se ha estado vendiendo en los mercados financieros la deuda pública de Puerto Rico, Pagán aclaró que los mercados financieros continúan viéndose adversamente afectados por la bancarrota de la ciudad de Detroit y por los aumentos en los costos de tomar prestado que han sufrido todos los emisores de deuda en los mercados municipales; no solamente Puerto Rico.

“La capacidad de Puerto Rico para pagar su deuda pública está siendo injustamente comparada con la de los 50 estados pues no toma en consideración la autonomía fiscal que disfruta Puerto Rico ni el hecho de que los residentes de la isla están exentos de pagar contribuciones sobre ingresos al gobierno federal y, por lo tanto, están libres de una parte sustancial de la carga contributiva de quienes residen en esas jurisdicciones”, dijo.

También señaló que, en su tratamiento a la deuda pública de Puerto Rico, los mercados obvian el hecho de que en la isla el pago de las obligaciones generales tiene preferencia sobre toda otra asignación presupuestaria contra el Fondo General. Esta circunstancia separa los bonos de obligaciones generales de Puerto Rico de los de cualquier otra jurisdicción estadounidense, en particular los de Detroit, cuyas bancarrota insisten en comparar con los problemas de la isla, a pesar de ser circunstancias en extremo distintas.

Asimismo, se quejó de que los mercados sigan planteando como un problema la solvencia del Sistema de Retiro del Estado Libre Asociado, a pesar de que se trata de un asunto ya atendido y solucionado.

Pagán explicó que, ante la volatilidad del mercado de deuda municipal, han tomado acciones para fortalecer la liquidez del BGF, que es su agente fiscal. Detalló que el BGF ha estado monitoreado concienzudamente las condiciones del mercado bursátil y como resultado de su análisis, ha decidido reevaluar su plan financiero para este año calendario.

“Aunque en un principio habíamos considerado emitir deuda en cantidades similares a lo que había sido la norma, vamos a limitar nuestro plan de financiamiento a emisiones que -esperamos– generen una cantidad agregada de recaudos de entre 500 millones de dólares y 1,200 millones de dólares, sujeto, claro está, a las condiciones que prevalezcan en el mercado”, agregó.

Pagán, concluyó que el BGF no solo se encuentra evaluando todas las alternativas disponibles para el manejo adecuado de la deuda pública, sino que espera celebrar en las próximas semanas un evento abierto a todos los inversionistas que deseen participar y en el que se explicará detalladamente tanto el plan fiscal y económico de la administración del gobernador García Padilla, como el plan de financiamiento del Banco.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.