Abandonadas a su suerte jóvenes víctimas del maltrato por cierre abrupto de hogar

ADFAN_FAMILIAEL CAPITOLIO – El representante novoprogresista (PNP), Ángel Muñoz Suárez denunció el lunes que el Departamento de la Familia se encuentra en vías de cerrar el único hogar de adaptación social de menores en el área oeste de la Isla, dejando así a la zona desprovista de un centro para cuido y desarrollo de jóvenes bajo la custodia del estado. “Hoy vemos otra muestra más de la insensibilidad de este gobierno de turno al cerrar las facilidades del Hogar Casita Feliz en Aguada. Este es un centro que por alrededor de una década ha servido de hogar para cientos de jovencitas adolecentes, víctima de maltrato y en custodia del estado. Pero a la presente administración no parece importarle esto y como ladrón en la noche removieron, casi a la fuerza, a las niñas que ahí se albergaban causando grave daño emocional a las mismas”, señaló el representante estadista mediante un comunicado de prensa.

Muñoz Suárez reveló que esta pasada semana, personal del departamento trasladó a las cuatro menores que habitaban el hogar de forma insensible y obligatoria.

Según el representante por Aguada, Añasco, Moca, Rincón y Mayagüez; la orden de cerrar la facilidad fue tomada el pasado miércoles, cuando personal del departamento llegó a la facilidad para remover dos de las cuatro jóvenes que residían en la misma.

Ambas niñas fueron movidas bajo un mar de llantos, puesto que habían logrado una compenetración, luego de años de estar bajo supervisión del departamento, en Casita Feliz.

El jueves se repitió la traumática escena, pero esta vez, para una de las menores que el departamento quería sacar, la movida fue demasiado.

“Este es el ejemplo más fuerte de como este departamento maneja los casos de maltrato. Esta menor, que para cuestión de hecho, estudia para alcanzar su cuarto año, no quiso irse y fue literalmente forzada a dejar el único hogar estable que ha conocido. El golpe emocional fue tan grande que tuvo que ser hospitalizada ese mismo día y devuelta al hogar el viernes. Estas son heridas adicionales que se les infligen a unas niñas que están saliendo de situaciones de maltrato. Aquí no hay deseo verdadero de trabajar con nuestros niños, el departamento solo le importa su imagen pública”, enfatizó Muñoz Suárez.

El hogar Casita Feliz abrió sus puertas bajo la administración del exgobernador Aníbal Acevedo Vila. El mismo está ubicado en la entrada al casco urbano del municipio de Aguada. La facilidad tiene capacidad para albergar de 12 a 16 niñas, todas víctimas de maltrato, y con edades que fluctúan entre los 14 a 17 años.

La institución también es el centro de trabajo para 16 profesionales de la conducta, incluyendo trabajadoras sociales, asistentes técnicos y hasta personal de enfermería.

Muñoz Suárez hizo un llamado a la secretaria de la familia, Idalia Colón, a recapacitar y no cerrar la institución.

Por último, el legislador del PNP adelantó que radicará una resolución para investigar la situación en Casita Feliz y exhortó a la mayoría parlamentaria a colocar la “acción donde han puesto palabra” dándole paso a la medida.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.