Se reduce el impacto de la confiscación fiscal federal en la Reserva

envivopr.com

envivopr.com

FORT BUCHANAN – Cientos de empleados de la Reserva del Ejército de Estados Unidos en Puerto Rico, quienes tuvieron que tomar un día de vacaciones sin paga cada semana desde el 8 de julio como consecuencia de la confiscación fiscal federal, estarán recibiendo un alivio, ya que el número total de días de vacaciones sin paga se ha reducido de 11 a solo seis días se informó el viernes.

“Aun con las restricciones fiscales, continuaremos apoyando las unidades actualmente en Afganistán y se continuará brindando el apoyo a los soldados heridos y a las familias”, dijo el General de Brigada Fernando Fernández, oficial de más alto rango del Ejército de Estados Unidos en el Caribe a nivel federal.

El cambio responde a que el Congreso de Estados Unidos aprobó una reprogramación de fondos solicitada por el Departamento de Defensa, lo que permite mayor flexibilidad para transferir fondos entre cuentas, de acuerdo a un memorando firmado por el Secretario de Defensa Chuck Hagel.

Inicialmente, los aproximadamente 250 empleados civiles de la Reserva experimentarían un día de vacaciones sin paga por semana, hasta un máximo de 11 días hasta septiembre 30, lo que en la mayoría de los casos hubiese representado un 20 por ciento de reducción en su paga.

Asumiendo que la mayoría de los empleados federales de la Reserva tomaron un día de vacaciones sin paga empezando el 8 de julio pasado, significaría que la mayoría de los empleados habrán completado los seis días sin paga para el 17 de agosto, 44 días antes de lo estimado.

Los pagos especiales como parte del programa de reconocimiento a los empleados civiles, así como la autorización para trabajar tiempo extra, aún siguen suspendidos.

Sin embargo, la paga de los soldados no va a ser afectada. Todos los periodos de entrenamiento de fin de semana se llevarán a cabo según planificados. El entrenamiento individual de las tropas tampoco se ha afectado.

Las fuerzas de la Reserva proveen un gran nivel de servicio con una inversión menor que las fuerzas activas. Los miembros de la Reserva llevan a cabo tareas militares de manera parcial, pero ejecutan misiones de impacto global.

Actualmente, la Reserva del Ejército de Estados Unidos en Puerto Rico tiene aproximadamente 300 tropas movilizadas en Afganistán. Desde el 2001, el comando ha movilizado aproximadamente 5,000 soldados en apoyo a la Guerra en Irak y Afganistán.

“No hay duda de que la situación fiscal actual representa un reto para nuestra organización. Sin embargo, debemos enfrentar este reto como una oportunidad para una vez más demonstrar nuestro compromiso con el servicio desinteresado y con nuestra profesión. A través de los 237 años de historia del Ejército, hemos enfrentado situaciones extremadamente difíciles. Con determinación e innovación hemos siempre salido exitosos. Esta situación no será la excepción,” añadió Fernández.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.