“Puerto Rico, la Isla Estrella”

foto:aceppr.org

foto:aceppr.org

“Hoy comenzamos a decirle a nuestro pueblo que el desarrollo económico comienza por nosotros mismos, comienza por creer en nuestras capacidades”, destacó el primer ejecutivo sobre esta iniciativa, que tiene como objetivo que los puertorriqueños se conviertan en portavoces de las grandes oportunidades que ofrece nuestra isla.

El anuncio lo hizo frente a cientos de empleados del Departamento de Desarrollo Económico a quienes el mandatario exhortó a ser embajadores del mensaje de este esfuerzo.

García Padilla explicó que el plan de impulso económico está basado en las siguientes estrategias: aprovechar al máximo los recursos que nos brinda nuestra autonomía fiscal; recuperar la credibilidad de Puerto Rico y establecer un ambiente empresarial estable y de confianza; estimular el empresarismo de los puertorriqueños; y diversificar las fuentes de trabajo del país.

El plan busca, a mediano plazo, fortalecer y diversificar la economía de la isla, aprovechando las ventajas competitivas que Puerto Rico pueda ofrecer y consolidar nuestra base productiva. De igual manera, pretende reforzar la manufactura, el turismo y los servicios, dándoles un nuevo impulso a estos sectores.

En el renglón de la manufactura, el gobierno está ofreciendo ventajas significativas a las compañías que buscan traer de regreso a Puerto Rico y a las otras que persiguen para que establezcan sus operaciones aquí. García Padilla recalcó que nuestra coyuntura de infraestructura industrial sólida, gran capital humano, protección a la propiedad intelectual y el estar dentro de un marco regulatorio que forma parte del sistema federal, son las herramientas que debemos aprovechar para que esas compañías radiquen aquí.

En cuanto al turismo, el gobernador encuentra indispensable que renovemos este sector buscando conquistar otros mercados. Enfatizó que el turismo de la isla atraviesa un proceso de consolidación y diversificación que busca incluir otras facetas como el turismo médico, el cultural, el deportivo y el ecológico.

Por la parte de los servicios, el primer ejecutivo señaló que nuestro desarrollo económico requiere encaminar esfuerzos dirigidos a viabilizar la exportación de nuestra creatividad y de nuestra capacidad de innovar, no sólo de nuestra producción agrícola. Entre los sectores de la industria de servicios que mencionó como altamente sofisticados se encuentra la asesoría financiera, la asesoría legal, la consultoría de ingeniería y la construcción. “Vamos a asumir el reto de exportar con vigor y coherencia esta oferta de primera de nuestro sector empresarial”, puntualizó.

Este concepto sombrilla abrazará todos los esfuerzos de promoción e impulso económico del Departamento de Desarrollo Económico y sus dependencias incluyendo el esfuerzo de “Puerto Rico, isla estrella”. Esta estrategia inició hoy a un costo de cerca de 2 millones de dólares y tendrá presencia en televisión, radio, prensa escrita, medios digitales y no tradicionales.

“Es hora de demostrarnos a nosotros y de demostrarle al mundo de qué estamos hechos. Es hora de creer en la capacidad que tiene cada puertorriqueño para contribuir a que nuestro país regrese a la ruta del progreso”, concluyó el mandatario.
Fuente: CyberNews

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.