Pacientes renales sufren cancelación de contrato al Consejo Renal

420540_435016699868069_1396878522_nBAYAMÓN – Lo que suponía ser un sueño hecho realidad, se convirtió en una pesadilla para los pacientes renales que atiende el Consejo Renal de Puerto Rico (CRPR) desde que el administrador de la Administración de Servicios de Salud Contra la Adicción (ASSMCA), Salvador Santiago, entregó una carta cancelando el contrato que permitía al CRPR establecer sus oficinas en la Villa #15 que pertenece a la agencia en Bayamón. “La Villa 15 era prácticamente un local abandonado por más de 15 años y después que mantuvimos reuniones por casi cuatro años, levantamos fondos, identificamos donantes y logramos un contrato que nos cedía el espacio para su uso por 15 años, estableciendo un pago de casi 2 mil dólares mensuales adicionales al costo ascendente a 250 mil dólares utilizados para remodelar el espacio. Santiago canceló el acuerdo la misma semana que se finalizó la remodelación del primer piso en un proceso bastante atropellado”, explicó en un comunicado Ángela Díaz, directora del CRPR.

Según Díaz, de forma inmediata, Santiago cambió las cerraduras del local, personal del CRPR fue escoltado por personal de seguridad de la agencia y se les prohibió la entrada al local y a la agencia, dejando así incautados los expedientes médicos de los pacientes, equipos, muebles, materiales y medicamentos de los pacientes trasplantados.

Por otro lado, y a pesar de los múltiples intentos que hizo la organización al acudir a diversos miembros y entidades del gobierno para que intercedieran en la situación, no se obtuvo respuesta concreta. Se acudió entonces al Tribunal en búsqueda de un interdicto que permitiera, al menos, el acceso a la villa y al material confidencial protegido por la Ley HIPPA que allí se encontraba.

“La negativa del doctor Santiago para reunirse con representantes del CRPR y contemplar la posibilidad de honrar el acuerdo ha traído consecuencias nefastas para la organización, como poner en peligro el reconocimiento de agencias federales incluyendo Medicare, lo que ha empeorado la salud emocional de nuestros pacientes al sentir que sus servicios, beneficios y hasta sus vidas se pueden ver afectados”, puntualizó la directora.

Santiago, en entrevista con un periódico de circulación diaria, solicitó la ayuda de los alcaldes para que provean infraestructura y utilidades a ASSMCA de manera que se puedan crear clínicas de tratamiento en cada municipio; hecho que, según la directora del CRPR, resulta ser completamente “una ironía, pedir lo que no se está dispuesto a dar.”

Actualmente, el CRPR espera por el reembolso de la inversión realizada en la Villa #15 y que el Departamento de Salud provea otras instalaciones.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.