Gobernador firma ley que permite expedir licencias de conducir provisionales a personas extranjeras sin estatus migratorio oficial

imagesLA FORTALEZA – El gobernador Alejandro García Padilla convirtió el miércoles en ley el Proyecto de la Cámara 900 que permitirá a las personas extranjeras sin estatus migratorio oficial, y que hayan residido en la Isla por un periodo mayor a un año, solicitar una licencia de conducir provisional.

“Esta ley es una medida de justicia para nuestros hermanos inmigrantes y al mismo tiempo una garantía de mayor seguridad para todos los conductores en nuestras vías públicas. Nuestro compromiso con el país es erradicar todo tipo de discrimen y dirigir un gobierno justo que promueva la igualdad en sus acciones”, señaló García Padilla.

Para poder beneficiarse del estatuto, los solicitantes tendrán que presentar, entre otros documentos, un pasaporte vigente de su país de ciudadanía o una identificación consular vigente expedida por el consulado de su país. Dicho documento deberá contener el nombre, la fecha de nacimiento, foto y firma de la persona, así como la fecha de expedición y de expiración del mismo. De igual forma, será requerido que el candidato posea una licencia de aprendizaje provisional local.

La ley entrará en vigor a partir de un año después de su firma con el propósito de permitirle al Estado desarrollar y llevar a cabo una campaña educativa para orientar a la comunidad sobre el alcance de la ley, y dar espacio a las agencias concernidas para que tomen las acciones necesarias para viabilizar la implantación de la medida.

A esos efectos, el estatuto ordena al secretario de Transportación y Obras Públicas adoptar la reglamentación necesaria para cumplir con la ley. Esta disposición entrará en vigor inmediatamente.

“La participación de las personas extranjeras sin estatus migratorio oficial en los procesos sociales y económicos que diariamente nos involucran a todos y a todas es parte innegable de nuestra realidad social. La contribución de estas personas a nuestra sociedad no puede ser ignorada a base de su estatus migratorio. Precisamente, sus aportaciones al país y el respeto a la dignidad humana, las hacen acreedoras de unas protecciones fundamentales por parte del Estado”, afirmó el primer mandatario.

Con la aprobación de esta medida, Puerto Rico se une a otras 10 jurisdicciones en Estados Unidos que han dado un paso de avance hacia la inclusión de las comunidades de inmigrantes y que reconocen que la realidad social del siglo 21 en Estados Unidos va dirigida hacia una reforma migratoria.

La licencia tendrá una vigencia de 3 años, renovable por periodos adicionales de 3 años y contará con un diseño único. El documento especificará además, que su uso será exclusivamente como permiso provisional para conducir y no como documento de identificación oficial.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.