Gobernador convierte en ley medida que frenaría olvido de niños en vehículos

El CapitolioEL CAPITOLIO – El gobernador, Alejandro García Padilla, convirtió en ley una medida de la autoría del Representante, Carlos Bianchi Angleró, que establece un protocolo en los centros de cuido de niños, para evitar que estos se queden dentro de vehículos, por olvido de los padres. El primer ejecutivo del país, convirtió el proyecto de Bianchi Angleró que fue aprobado en Cámara y Senado en la Ley número 74 del 23 de julio de 2013, lo que fue agradecido por el legislador, que entiende esto ayudara a evitar otras muertes de infantes y niños, como las ocurridas en años recientes.

La nueva ley establece un protocolo de comunicación preventiva cuando un niño no haya llegado 30 minutos de la hora de entrada a los centros de cuido y sus padres no se hayan comunicado para informar de su ausencia.

”Esto es una medida preventiva que busca evitar que continúen ocurriendo muertes de infantes y niños, que por olvido involuntario de sus padres, se quedan por horas en los asientos protectores en los vehículos, como ha pasado en años recientes”, dijo el legislador del distrito 20, que cubre los municipios de Hormigueros, San Germán y Cabo Rojo.

Se trata de una enmienda a la Ley Número 3 de 15 de febrero de 1955, según enmendada, para establecer el plan operacional de emergencia de los centros de cuido para niños, un protocolo de comunicación preventiva con el padre, madre o tutor, cuando el menor no haya llegado 30 minutos después de la hora de entrada.

”Lo que queremos es que transcurridos esos 30 minutos de espera por el menor, los encargados de estos centros de cuido se comuniquen de inmediato con el padre, madre o tutor, para verificar la asistencia o no del niño”, expresó el legislador, vecino de Hormigueros.

Esta legislación según Bianchi Angleró ayudara a evitar accidentes desgraciados, cuando por descuido u olvido los niños que debieron haber llegado a esos centros de cuido, se quedan atrapados en los vehículos y las altas temperaturas que generan los cristales cerrados, les provoca la muerte.

Añadió que la ley aprobada será una herramienta adicional para que toda la ciudadanía en general, pueda vigilar por la seguridad de nuestros niños, que son el futuro de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.