Federales sentencian hermanos médicos por fraude al Medicare

phpThumb_generated_thumbnailSAN JUAN – El juez federal Francisco Besosa sentenció a los hermanos médicos José y Carlos López Díaz, a 121 meses y 36 meses y un día de prisión, respectivamente, así como tres años de libertad supervisada por su participación en una conspiración para cometer fraude a los servicios de salud.

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez confirmó que el juez Besosa ordenó la encarcelación inmediata del doctor José López Díaz en el Centro Metropolitano de Detención en Guaynabo, mientras que el doctor Carlos López Díaz será ingresado en la cárcel que designe el Buró Federal de Prisiones.

Los galenos fueron arrestados el 1 de septiembre de 2011, luego de que un Gran Jurado Federal los acusara de 20 cargos de conspiración para cometer fraude al Medicare.

La investigación que culminó con la convicción de los médicos, fue llevada a cabo por personal del Departamento de Salud Federal, la Oficina del Inspector General y el Servicio Secreto de los Estados Unidos.

Ambos fueron encontrados culpables por un jurado el 13 de junio del 2012.

De acuerdo con las acusaciones, el doctor José López Díaz le facturaba al Medicare por servicios no rendidos, que incluyeron 10,231 reclamaciones de tratamiento médico a pacientes del Medicare que acudían a la Sala de Emergencias del Guaynabo Medical Mall, a pesar de que éste nunca trabajó para esa institución.

En el periodo que cubrieron las acusaciones, el galeno le facturó fraudulentamente al Medicare unos $3,591,298.90, de los que llegó a cobrar $727,729.16 en reembolsos.

Por su parte, el doctor Carlos López Díaz, dentista, conspiró junto a su hermano para cometer fraude, proveyéndole los nombres y los números de beneficiarios de Medicare de los pacientes que trataba en su clínica dental, para que José le facturara al Medicare por servicios no rendidos a esos pacientes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.