Emplazamiento público a juez presidente del Supremo

1EL CAPITOLIO – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ángel ‘Gary’ Rodríguez Miranda, lanzó un reto al juez presidente del Tribunal Supremo, Federico Hernández Denton, así como a la administradora de la Rama Judicial, la juez Sonia Vélez, a que hoy mismo se ordene la realización de pruebas para la detección de sustancias controladas a todos los jueces del sistema, incluyendo a los miembros del más alto foro judicial en la Isla. “La confianza del pueblo está lacerada con la serias revelaciones recientes de que un juez utilizó sustancias controladas mientras ejercía sus funciones. Esto socava la integridad en la rama judicial. Por eso hoy, estamos exigiendo al Juez Presidente que, sin ninguna dilatación, ordene la celebración de pruebas detalladas para detectar si algún miembro de la judicatura utiliza sustancias controlada y así comenzar el proceso de sanación que tanto necesitamos”, señaló Rodríguez Miranda a través de un parte de prensa.

El representante por Toa Alta y Bayamón emitió el desafío luego de que la semana pasada, Hernández Denton destituyera al juez Reinaldo Santiago Concepción de su puesto y lo desaforara del ejercicio de la abogacía por actos continuos de violencia doméstica y uso de sustancias controladas.

“Nosotros sabemos de la importancia de este proceso. Incluso, fuimos los primeros en solicitar la realización de pruebas capilares para la detección del uso de drogas ilegales en la rama judicial el pasado cuatrienio. Volvimos a radicar la medida en enero y la mayoría parlamentaria se ha sentado en la misma. Hernández Denton debe, motu propio, hacer este requerimiento inmediatamente. Nadie sabe si hay otros jueces utilizando sustancias controladas mientras imparten justicia. Sabemos que la inmensa mayoría de los miembros de la rama judicial son personas de ley y orden, pero el caso de Santiago Concepción deja espacio para abusos y solo con la realización de estas pruebas la ciudadanía saldrá de dudas. La bola está en la cancha del Juez Presidente”, añadió Rodríguez Miranda.

El Proyecto de la Cámara 319, radicado en enero por el también portavoz de la delegación del PNP en la Comisión de Gobierno, detalla la implementación de pruebas capilares en la rama judicial.

El pelo es un tejido sin metabolismo y los restos de drogas permanecen en el mismo de forma prácticamente, indefinida. Otra ventaja es la imposibilidad de negativos por abandono del consumo temporeramente. El análisis capilar es difícil de adulterar y la muestra es fácil de recoger. Ciertamente, la custodia de la muestra en un asunto como el aquí ventilado es fundamental. Sin embargo, existe una amplia gama de laboratorios que cuentan con el peritaje y los protocolos de seguridad adecuados para llevar a cabo pruebas de detección de uso de sustancias controladas.

Actualmente, la Ley de la Judicatura de Puerto Rico de 2003 es la que establece los requisitos para que una persona pueda ser nombrada como juez. Entre los requisitos que se encuentran para ser un Juez Superior está tener siete años de experiencia profesional posterior a su admisión al ejercicio de la abogacía en Puerto Rico. En el caso de un Juez Municipal, deberán ser tres los años de experiencia y nueve cuando se trate de un candidato a Juez del Tribunal de Apelaciones.

Para concluir, Rodríguez Miranda rechazó tajantemente el argumento de la inconstitucionalidad de las pruebas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.