EDUCAMOS levanta interrogantes ante plan decenal

notimas_squared_011SAN JUAN – La portavoz del grupo EDUCAMOS, Eva Ayala Reyes expresó el jueves que el Proyecto de la Cámara 1032 sobre un Plan Decenal de Educación deja muchas interrogantes entre el magisterio y las comunidades escolares. “No define con precisión el nuevo modelo educativo, establece unas estructuras de dirección sobre el Departamento de Educación, redefine las funciones del secretario de Educación y del sistema educativo sobre la implantación de la política pública en torno a la educación en Puerto Rico”, dijo Ayala en un comunicado de prensa.

“No establece los efectos que tendría la propuesta sobre los derechos del magisterio y sobre la población de Educación Especial. Tampoco establece cómo los cambios en la ley inciden en las estipulaciones logradas por los representantes de los estudiantes de educación especial”, agregó.

Por otro lado, Ayala indicó que los estudiantes de educación especial son una tercera parte (144 mil) de la matrícula total y de esos, un 65 por ciento están integrados a la corriente regular.

“Recogemos la preocupación de los representantes de este sector sobre las varias agencias vinculadas a la prestación de servicios para esta población, como la Administración de Rehabilitación Vocacional y el Departamento del Trabajo que tienen funciones relacionadas con la atención a las necesidades de esta matrícula y que podrían también ser afectadas. En ese sentido, el llamado plan decenal podría implicar un retroceso para este sector de nuestro estudiantado”, sostuvo.

De acuerdo con la líder magisterial, la propuesta contiene elementos que pueden afectar las leyes y normativas del sistema educativo incluyendo los nombramientos, la lista de turnos, la concesión de permanencias, la evaluación y derechos adquiridos del magisterio, aparte de que se solicitan sobre 4 millones de dólares para el grupo que trabajaría el Plan Decenal.

Aseguró además que limita la participación del magisterio en la Comisión Transectorial a solo cuatro personas de un total de 33 y en la Asamblea General a cuatro de un total de 157 personas, se limita la representación de padres y estudiantes a tres y no considera la representación magisterial de los diversos programas y niveles del Departamento.

“Nos preocupa que se deje el poder decisional en sectores que no están muy al tanto de los problemas reales del sistema público de enseñanza. No necesitamos más estructuras sobre nosotros, sino que se viabilice, se respete y amplíe la autonomía de las comunidades escolares. Tememos que se abra la puerta a una mayor intervención de la empresa privada en las escuelas públicas. Debe aclararse fuera de toda duda cuál es el alcance de esa intervención, qué grupos privados están relacionados con el proyecto y cuál es su verdadero interés”, añadió la portavoz de EDUCAMOS quien además rechazó la privatización.

“Necesitamos que se reconozca y respete la labor del magisterio con un salario justo, trato adecuado, que los fondos lleguen a la sala de clases, el personal de apoyo necesario, la reactivación de los Comités de Organización Escolar, el respeto a los estudios de necesidades y la organización preparada por las facultades, una evaluación formativa que apoye nuestro trabajo, libertad de cátedra y el respeto a nuestra función principal que es dar clases. Cualquier propuesta o cambio tiene que contar con la participación democrática del magisterio y demás sectores afectados”, agregó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.