Disponible en la Isla nuevo tratamiento para control del asma severa

asmaSAN JUAN – Por primera vez en Puerto Rico, el Hospital Auxilio Mutuo en San Juan y el Hospital Bella Vista en Mayagüez, estarán ofreciendo el nuevo procedimiento conocido como Termoplastía Bronquial, para pacientes con asma severa.

El sistema de Termoplastía Bronquial Alair, desarrollado por la empresa de tecnología médica Boston Scientific, está aprobado por la Administración Federal de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por siglas en inglés).

Serán elegibles para el procedimiento pacientes de 18 años en adelante que padecen asma severa y persistente, que no se controla bien con cortico esteroides inhalados y agonistas beta adrenérgicos de larga acción, que son los tratamientos actuales para el cuidado estándar del asma.

A través del estudio Investigación de la Intervención del Asma 2 (AIR2, Asthma Intervention Research 2), se evaluó la seguridad y la efectividad del sistema de Termoplastía Bronquial Alair. Los datos de ese estudio fueron sometidos a FDA y fueron la base para que la agencia aprobara el primer dispositivo de su clase para el tratamiento del asma. Los datos del AIR2 también fueron publicados en la edición del 15 de enero de 2010 de la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine (AJRCCM).

El estudio demostró que el tratamiento con el sistema Alair produjo una mejoría en la calidad de vida de los pacientes con asma, al igual que reducciones considerables en los ataques de asma, visitas a la sala de emergencia, hospitalizaciones y días fuera del trabajo, escuela u otras actividades diarias por causa del asma.

El Dr. Álvaro Aranda, especialista médico en práctica pulmonar avanzada del Hospital Español Auxilio Mutuo, indicó que la respuesta de los pacientes al nuevo tratamiento ha sido “prometedora y le ha devuelto la calidad de vida a los pacientes, y un rayo de esperanza a este grupo de pacientes de asma severa que de otra manera ya no responden al tratamiento ordinario máximo conocido”.

El Dr. Aranda expresó que hasta el momento el procedimiento en Auxilio Mutuo se ha realizado en pacientes pre seleccionados por un comité compuesto por la Dra. Elba Martín, el Dr. Ricardo Fernández y el propio Aranda. “Hemos sido certificados y entrenados en dicho procedimiento (Termoplastía Bronquial) y componemos tres de los cinco médicos certificados en Puerto Rico en este momento”, indicó Aranda, quien actualmente preside la Coalición de Asma de Puerto Rico.

Por su parte, el Dr. Antonio Padua, especialista en neumología con práctica en el Hospital Bella Vista de Mayagüez, indicó que el procedimiento de Termoplastía Bronquial ha demostrado “un nivel de seguridad absoluto y los resultados clínicos han sido excelentes. Definitivamente, es un tratamiento moderno para el asma severa con resultados muy prometedores. El sistema Alair es efectivo y seguro”, indicó el Dr. Padua, quien atiende a los pacientes en la unidad de broncoscopía del Hospital Bella Vista.

Millones de pacientes con asma luchan por mantener su enfermedad bajo control. El asma es responsable de 2 millones de visitas a la sala de emergencia en los Estados Unidos cada año. Día tras día, ocurren cerca de 40,000 visitas sin programar a oficinas médicas, 5,000 visitas a salas de emergencia y 1,000 hospitalizaciones a causa del asma. El sistema de Termoplastía Bronquial Alair™ ha demostrado que ayuda a los pacientes con asma severa a lograr un control sustancialmente mejor de su enfermedad.

El sistema de Termoplastía Bronquial Alair está indicado para el tratamiento de asma severa y persistente en pacientes de 18 años en adelante cuyo asma no se controla bien con corticoesteroides inhalados y agonistas beta adrenérgicos de larga acción. El sistema Alair no es para el uso de pacientes con dispositivo electrónico implantado activo o con sensibilidad conocida a medicamentos usados en broncoscopía. Vías respiratorias del pulmón previamente tratadas no deben volverse a tratar con el sistema Alair. Los pacientes deben estar estables y en condiciones apropiadas para someterse a una broncoscopía. Los efectos secundarios más comunes de la Termoplastía Bronquial son un aumento transitorio esperado en la frecuencia y empeoramiento de síntomas respiratorios.

La Termoplastía Bronquial se lleva a cabo mediante un canal de trabajo de un broncoscopio flexible estándar que se introduce por la nariz o la boca del paciente hasta los pulmones. La punta del catéter de diámetro pequeño de Alair se expande para hacer contacto con las paredes de vías respiratorias específicas. Luego se provee energía termal controlada a las paredes de las vías respiratorias para reducir la presencia del exceso de músculo liso en las vías respiratorias que estrechan las vías respiratorias de los pacientes con asma. El procedimiento mínimamente invasivo, como muchos otros procedimientos de endoscopía flexible, se lleva a cabo con sedación moderada y el paciente regresa a su casa el mismo día.

En el estudio clínico de relevancia, adultos con asma severa sometidos a Termoplastía Bronquial demostraron que el tratamiento con el sistema Alair produjo una calidad de vida mejorada en cuanto al asma, al igual que los siguientes beneficios clínicamente significativos, en comparación con el grupo control, durante un seguimiento a largo plazo: reducción de un 32% en los ataques de asma; reducción de un 84% en las visitas a la sala de emergencia por síntomas respiratorios; reducción de un 73% en hospitalizaciones por síntomas respiratorios y reducción de un 66% en días fuera del trabajo, escuela u otras actividades diarias a causa del asma

En el período inmediatamente después de la Termoplastía Bronquial ocurrió un aumento transitorio esperado en la frecuencia y empeoramiento de los síntomas respiratorios que fueron del tipo esperado después de una broncoscopía en pacientes con asma. Estos eventos, por lo regular, ocurrieron un día después del procedimiento y desaparecieron, en promedio, en siete días con cuidado estándar. A largo plazo después del tratamiento, menos pacientes tratados con Termoplastía Bronquial informaron eventos adversos respiratorios. Los investigadores del estudio AIR2 llegaron a la conclusión de que el aumento en el riesgo de eventos adversos a corto plazo después de la Termoplastía Bronquial se compensa con los beneficios, los cuales persisten al menos por un año.

El asma es una de las enfermedades más comunes y costosas en el mundo. La incidencia de asma ha aumentado en las décadas recientes y no tiene cura. Según la Fundación del Asma y Alergia de América (AAFA), más de 20 millones de norteamericanos tienen asma y el manejo del asma inestable consume más de 18,000 millones de dólares de los recursos del cuidado de la salud cada año. En los Estados Unidos cada año, los ataques de asma causan aproximadamente 10 millones de visitas ambulatorias, 500,000 hospitalizaciones y 4,000 muertes.

Para más información sobre la Termoplastía Bronquial puede comunicarse al 787-749-8494 las 24 horas del día o acceder a la página electrónica www.BTforAsthma.com.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.