Dice Gary Rodríguez es tiempo de vender la AEE

imagesEL CAPITOLIO – Catalogando las operaciones de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) como ineficientes y demasiado costosas, el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ángel ‘Gary’ Rodríguez Miranda, propuso el martes privatizar todas las obras y propiedades que comprenden el sistema eléctrico local, incluyendo las líneas de transmisión y distribución, en aras de promover la competencia leal que estimule un mejor servicio de energía a precios más razonables para toda la ciudadanía. “La AEE se creó en el 1942 con el loable propósito de hacer accesible a los habitantes de nuestra Isla, en la forma económica más amplia posible, el sistema de energía eléctrica, impulsando así el bienestar general y el desarrollo socioeconómico. Sin embargo, a pesar de estas premisas, hoy en día la Autoridad se ha convertido en uno de los mayores escollos para lograr sacar a Puerto Rico de la crisis económica que nos encontramos. Es tiempo de hacer cosas diferentes”, comentó el representante del PNP en un comunicado de prensa.

El portavoz de le delegación estadista en la Comisión de Gobierno radicó ayer la Resolución Conjunta 625, la cual ordena la realización de un estudio dirigido a evaluar la viabilidad de privatizar los activos de la AEE.

De acuerdo a la información disponible, la política energética local es una que se ha mantenido unidimensional por las últimas seis décadas, lo cual provoca que el costo de nuestra energía eléctrica sea una de las más altos en comparación con otras jurisdicciones. Se ha estimado que el costo actual de la energía eléctrica en Puerto Rico es dos veces mayor al costo promedio de los Estados Unidos, lo que ocasiona que terminemos pagando aquí más de 20 centavos por kilovatio-hora (kWh).

En la actualidad, solo dos de las siete plantas generadoras de la AEE, AES Puerto Rico y Ecoeléctrica, se encuentran en manos privadas.

“Tomemos el ejemplo de Nueva York, donde el gobernador de ese estado firmó recientemente la ley que disuelve la Long Island Power Authority para privatizar sus operaciones. Esa compañía de servicio eléctrico sirve una población de sobre 1.1 millones de habitantes y cuando se privatizó, el Estado impuso una serie de criterios a los compradores, entre ellos se encontró la reducción inmediata de los costos energéticos y la implantación de topes en escalas de facturación por servicio. Este es un modelo que podemos mirar para la AEE”, explicó el representante por Toa Alta y Bayamón.

El legislador hizo alusión a que la realidad ineludible es que a través de las fórmulas de ajuste por compra de combustible y de energía, la Autoridad ha podido, no sólo cobrar por la energía que vende, sino también, por la que pierde o le roban a causa de sus ineficiencias operacionales. Ambas fórmulas permiten, además, que la AEE otorgue un sinnúmero de subsidios, que terminamos pagando los abonados.

Para regular la venta y luego, la operación de las nuevas entidades privadas, Rodríguez Miranda sugirió crear una nueva agencia gubernamental, la Comisión Regulatoria de Energía, y facultar la misma con podres de, no solo regular el mercado, pero sancionar y hasta modificar acuerdos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.