Complacidos con cambios en Ley del IVU

535467_10152599623030347_678860014_aSAN JUAN – El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Productos de Puerto Rico, Jaime Morales, endosó la determinación del Departamento de Hacienda de relevar el cobro del impuesto de Ventas y Uso (IVU) en aquellas transacciones realizadas entre manufacturero y mayorista que había sido motivo de gran preocupación entre los empresarios locales.

“Estas enmiendas reflejan las recomendaciones que fueron presentadas por nuestra asociación a la secretaria de Hacienda y a su equipo de trabajo por comunicación escrita y en foros que se llevaron a cabo en nuestra organización donde hubo representación de su Departamento. Fuimos claros en que la forma en que estaba redactada la anterior medida, iba en detrimento de la industria nativa. Confiamos en que la misma se extienda también al sector detallista, según han manifestado públicamente .Es importante que estas medidas de recaudo se simplifiquen a través de las enmiendas técnicas que sean necesarias.”, puntualizó Morales.

La enmienda a la Ley 40 del 2013 conocida como la ” Ley de Redistribución y Ajuste a la Carga Contributiva” establece entre otras cosas, proveer un relevo del cobro, retención y depósito del impuesto sobre ventas y uso (IVU) en ventas de partidas tributables por un manufacturero a un distribuidor al por mayor”. Se eliminó también el relevo del requisito de cobrar, retener y depositar el IVU en ventas de partidas tributables que son adquiridas por comerciantes que poseen un certificado de exención.

Según Morales, el estatuto anterior no trataba en igualdad de condiciones a comerciantes revendedores que compraban sus artículos para la reventa fuera de Puerto Rico. El comerciante no tenía que pagar IVU al momento de esa compra.

“Esto significa que el comerciante revendedor de Puerto Rico salía mejor comprando productos para la reventa sin IVU a suplidores fuera de Puerto Rico que comprando los productos con IVU a suplidores en Puerto Rico. La anterior medida limitaba a los comerciantes que podían tener el certificado de exención como plantas manufactureras y una categoría limitada de comerciantes que venden productos exentos del IVU”, explicó.

“Es fundamental que todos identifiquemos medidas que activen nuestra economía e impulsen la industria local como verdadera plataforma para el desarrollo económico. El futuro ciertamente radica, en lo hecho en Puerto Rico y todas nuestras acciones deben ir dirigidas a fortalecerlo, no a desangrarlo más dentro de una economía tan frágil como la nuestra”, añadió.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.