Científicos, educadores y expertos discuten efectos de contaminación lumínica

imagesSAN JUAN – Por primera vez en Puerto Rico se celebra un foro sobre las causas y la búsqueda de soluciones a la contaminación lumínica que afecta los procesos naturales que todos los días realizan los animales nocturnos, así como la salud y el bolsillo de los seres humanos. El Primer Foro Sobre Prevención y Control de la Contaminación Lumínica será abierto al público y libre de costo. Se celebrará este próximo viernes 9 de agosto, de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde en el Edificio de Agencias Ambientales Cruz A. Matos, piso 4, que se ubica en la carretera 8838, sector El Cinco, en Río Piedras.

La actividad es coordinada por la Junta de Calidad Ambiental y auspiciada por el Consejo Asesor de Contaminación Lumínica, que agrupa a diversas organizaciones públicas y privadas.

“Invitamos a la ciudadanía a participar de este primer foro sobre contaminación lumínica, un tema en el que estamos trabajando intensamente para establecer la reglamentación al amparo de la Ley (según enmendada por las Leyes Núm. 225-2011, 29-2012 y 35-2013) para crear el Programa para el Control y la Prevención de la Contaminación Lumínica. El foro contará con distinguidos panelistas conocedores del tema quienes hablarán sobre las distintas dimensiones de este problema que enfrentamos como país y que tiene efectos en los seres humanos y en la naturaleza”, expresó la presidenta de la JCA, Laura M. Vélez Vélez.

El Foro hará énfasis en crear conciencia entre la ciudadanía sobre cómo la contaminación lumínica es perjudicial para la salud humana, nuestro bienestar y calidad de vida, y para la diversas especies con quienes compartimos el medioambiente.

Se ha vinculado el exceso de luz artificial en la noche a la reducción en la producción de melatonina en el cuerpo y al aumento en la incidencia de algunos tipos de cáncer. Asimismo, cuando hay contaminación lumínica, la pupila de los seres humanos se va cerrando para adaptarse a una mayor intensidad luminosa proveniente de los postes o lámparas, la cual rebasa la que nos llega reflejada por el suelo, provocando que veamos peor los objetos en la noche.

De otra parte, las crías de algunas aves marinas, como la pardela, muchas veces se desorientan en sus primeros vuelos debido al deslumbramiento de sus poblaciones, quedando mal heridas o en ocasiones muertas. Asimismo, la vida de los dinoflagelados que producen la bioluminiscencia en nuestras aguas es más precaria debido a la contaminación lumínica.

Entre los temas a discutirse figuran: experiencias internacionales en el manejo de la contaminación lumínica; importancia de las áreas oscuras en Puerto Rico; astronomía y los cielos oscuros en Puerto Rico; impactos de la contaminación lumínica en la fauna; alternativas en la tecnología diseño y planificación para mitigar el problema; iluminación de las vías públicas diseños y medios de control para la iluminación: requisitos estatales y federales.

Para la Naturaleza participará del Foro en el que compartirá con los asistentes su experiencia con la iniciativa Puerto Rico Brilla para la Naturaleza. Con esta iniciativa de manejo ambiental se pudo reducir significativamente el efecto de la contaminación lumínica en la Laguna Grande, del Área Natural Cabezas de San Juan, en Fajardo, a través de la educación y la integración de la ciudadanía, empresas y comunidades circundantes, que se comprometieron con la salud de la bioluminiscencia de este ecosistema.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.