Celebran apertura a homosexuales del Concilio de Iglesias Cristianas Discípulos de Cristo

SAMSUNGSAN JUAN – El activista de derechos humanos, Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez catalogó como esperanzadora la Resolución GA-1327 (Sense-of-the-Asamblea) del pasado mes de julio, del Concilio de Iglesias Cristianas Discípulos de Cristo en Estados Unidos, organismo que abrió sus puertas a los gays para que puedan profesar su fe libremente sin discrimen, hasta ejercer liderazgo en sus iglesias”. “Lo celebramos. ¿Cómo no abrazar la inclusión, el respeto y el amor al prójimo? La lucha por los derechos civiles de la comunidad LGBTT siempre ha tenido como norte este abrazo. El mundo está cambiando rápidamente hacia la equidad, invitamos a la iglesia en Puerto Rico a que también abracen la diversidad”, expresó Cartagena Méndez en un comunicado de prensa.

Según el activista, el Concilio Discípulos de Cristo, recientemente en la reunión de la Asamblea General en Orlando, Florida, hizo un llamamiento a la Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo dentro y fuera de los Estados Unidos para afirmar la fe, el bautismo y los dones espirituales de todos los cristianos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género, y que no es motivo de exclusión de la comunión o servicio dentro de la iglesia”.

Cartagena Méndez acotó que la iglesia históricamente ha sido un muro de condena y discrimen contra la comunidad LGBTT al ir en contra de la otorgación los derechos civiles que se le ha negado los homosexuales mediante condenas bíblicas. Ve esta nueva resolución como; “una muestra más de que la Equidad es inevitable y necesaria. Este es el camino correcto, el que marca el paso al amor al prójimo, al respeto al prójimo, a la inclusión y la no segmentación discriminatoria”.

“Es importante que alejemos lo que nos hace diferentes y abracemos lo que nos reafirma tal cual somos todos, seres humanos con igual derecho a las protecciones jurídico-legales y a la libertad de culto. Contrario a lo que muchos pensarían, la mayoría de las personas de la comunidad LGBTT son creyentes y necesitan ver esa puerta de la iglesia abierta pero sin discrimen, exclusión o condena”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.