Buscan mejorar capacidad de nuestros galenos

foto: santafestereo.com

foto: santafestereo.com

EL CAPITOLIO – “El proyecto busca que nuestros médicos estén en una mejor posición, con las capacidades y destrezas para, no solo quedarse en Puerto Rico, si no para que obtengan mejores herramientas en la profesión que ejercen”, así describo hoy el expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, un proyecto de su autoría el cual dispone que el examen de reválida que deberán tomar los aspirantes a ejercer la medicina en Puerto Rico será el United States Medical Licensing Examination (USMLE).

Las expresiones del legislador del Partido Nuevo Progresista se realizaron durante una vista pública de la Comisión de Salud de la cámara, presidida por la representante de mayoría y coautora de la medida, Lydia Méndez Silva.

El ex líder cameral recalcó la importancia de la reciprocidad en prácticas si se utiliza como base para el ejercicio de la medicina el USMLE.

“Si un aspirante a medicina toma y aprueba el USMLE, este cuenta con reciprocidad en todos los estados y jurisdicciones de los Estados Unidos. Es decir, que este médico podría ejercer su profesión en cualquier parte de la Nación. La actual prueba no ofrece tal reciprocidad. Estamos a favor que nuestros estudiantes tengan las mejores cualificaciones para que logren trabajar en cualquier lugar”.

El Artículo 17 de la Ley Núm. 139-2008, dispone como uno de sus requisitos para poder ejercer como médico en Puerto Rico, que el aspirante apruebe el USMLE, o algún otro examen tan riguroso como este, siempre y cuando el aspirante complete todos los demás requisitos aplicables y exigidos por dicha Ley.

Para cumplir con el término “otro examen tan riguroso”, la Junta debe proveer un examen, cuya preparación, administración y corrección será atendido por un ente externo.

Las cuatro escuelas de medicinas de Puerto Rico, exigen a sus estudiantes tomar el USMLE. Esto último, porque la Accreditation Council for Graduate Medical Education (ACGME), entidad responsable de acreditar los programas postgraduados de medicina en los Estados Unidos, así les requiere. Mientras tanto, la reválida local sólo es utilizada por algunos de los estudiantes graduados de escuelas de medicina del extranjero.

Cabe señalar que el porciento para aprobar el USMLE es 75%, mientras que el requerido por la Junta para la llamada reválida local, siempre ha sido más bajo, rondando el 50%, y en ocasiones ha bajado hasta un 47%. Esta oscilación de porcientos para el pase del examen no es compatible con la rigurosidad exigida por la Ley para la protección de los pacientes contra la incompetencia médica. Aunque cada Junta otorga individualmente las licencias, todas las Juntas en los Estados Unidos aceptan la puntación de aprobación del USMLE, como evidencia de las capacidades básicas del solicitante para ejercer la medicina.

“El USMLE brinda la oportunidad a la persona de ejercer en cualquier estado de Estados Unidos o sus territorios. Además, es el requerido por los programas que entrenan a los médicos para las diversas especialidades y sub-especialidades. Mientras tanto, los aspirantes que solamente toman la reválida local, están limitados a ejercer en Puerto Rico, ya que otras jurisdicciones no aceptan la misma y solo pueden ejercer como médicos generalistas. Esto último, sin olvidar el hecho de que los estándares para la aprobación de la misma son menos rigurosos que para la aprobación del USMLE”, concluyó diciendo Aponte Hernández.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.