Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

UGT insta al Gobernador y al Comisionado Residente en Washington a evitar el cierre del programa de Recolección de Sangre en Puerto Rico de la Cruz Roja Americana

imagesSAN JUAN – La Unión General de Trabajadores (UGT) envió el miércoles, sendas cartas al gobernador Alejandro García Padilla y al comisionado residente en Washington, Pedro Pierlusi, en las que solicita una reunión urgente por separado con ellos dirigida a dilucidar un plan para evitar el cierre en noviembre del Programa de Recolección de Sangre en Puerto Rico de la Cruz Roja Americana que dejaría a unos 200 trabajadores desempleados.

“Nos tomó por sorpresa cómo la Cruz Roja Americana, National Headquarters, ha manejado el asunto del cierre en Puerto Rico del Programa de Recolección de Sangre el próximo mes de noviembre”, indica el presidente de la UGT, Manuel Perfecto Torres, en ambas misivas a García Padilla y a Pierluisi.

El líder sindical indica en las misivas que para la UGT, que representa laboralmente a los empleados del Banco de Sangre que quedarían desempleados, “es de carácter vital y urgente” conocer el resultado de las reuniones por separado que el gobernador y el comisionado residente en Washington sostuvieran con la plana mayor en Estados Unidos de la Cruz Roja Americana que vinieron a Puerto Rico a dilucidar este asunto.

“Conociendo el alto nivel de productividad de los empleados del Programa de Recolección de Sangre, habernos convertido en líderes de recolección de sangre en toda la jurisdicción de Estados Unidos en términos proporcionales a nuestra población, es algo que debe ser motivo de orgullo para el pueblo de Puerto Rico y que esta decisión no debiera tronchar”, indica Perfecto Torres en las cartas al gobernador y al comisionado residente en Washington.

El dirigente de la UGT espera por una respuesta, tanto de García Padilla como de Pierluisi, a la solicitud de la reunión con cada uno de ellos para dilucidar este asunto y “encontrar una alternativa a los 200 padres y madres de familia que quedarían sin trabajo por esta decisión de la Cruz Roja Americana en Estados Unidos”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.