Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Rechazo a quitarle el voto a los presos

foto: es.codigo-lyoko.wikia.com

foto: es.codigo-lyoko.wikia.com

SAN JUAN – El Comité de Amigos y Familiares de Confinados, así como otros funcionarios y activistas expresaron objeción el jueves a la propuesta de dos legisladores para que se le elimine el derecho al voto a los confinados. “El Comité de Amigos y Familiares de Confinados se opone a este proyecto por entender que el mismo significa dar marcha atrás en los derechos que se le confirieron a los confinados en el año 1983 por voto de los tres partidos políticos inscritos en ese momento. Así, para las elecciones de 1984, este pueblo hizo historia confiriendo el derecho al voto a unas personas que por estar confinadas no dejan de ser ciudadanos”, dijo Milagros S. Rivera Watterson, portavoz del Comité.

De otra parte, sostuvo que el argumento de que los confinados son manipulados por los políticos, no puede contrarrestarse con una acción como la propuesta y que representa volver a la creencia que con la “mano dura” se resolverán los problemas.

Los representantes Carlos Vargas y Ángel Bulerín, anunciaron el miércoles la radicación del Proyecto de la Cámara 1296 que propone eliminar del derecho al voto a toda persona convicta por algún delito dentro de la jurisdicción de Puerto Rico, hasta tanto cumpla con la pena impuesta por un tribunal.

“Lo que debemos promover es que los confinados reciban información de todos los partidos políticos, que se promueva el diálogo y que estos puedan ejercer un voto informado. Lo que pasa es que es más fácil castigar que educar”, señaló tras recordar que la defensora de los confinados, Trina Rivera de Ríos siempre argumentó que no se debe legislar para quitar derechos y que los confinados siguen siendo ciudadanos aunque estén encarcelados.

Por su parte, el alcalde de Arecibo y exsecretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Carlos Molina Rodríguez, también reaccionó en contra a la medida.

“Estoy totalmente en desacuerdo con que le quiten el derecho al voto a la población confinada del país. Desde el 1980 se reconoció que eran merecedores de dicho derecho en la Ley Electoral de Puerto Rico y se debe respetar eso”, expresó Molina en un comunicado de prensa.

“Toda persona convicta ya está cumpliendo la pena impuesta por el estado a razón de los delitos que cometió. Estar en una institución correccional es el mayor castigo que se le puede dar a una persona encontrada culpable de cometer algún delito. No podemos olvidar que siguen siendo ciudadanos de nuestra Isla y deben tener el derecho a la elegir, como todos nosotros, a los líderes del país”, agregó.

Asimismo, el activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano se opuso a la propuesta. “Algunos no estarán de acuerdo conmigo, pero eso no ha impedido que asuma posiciones que entiendo son correctas y justas. No creo en quitarle el derecho al voto a los confinados. Los derechos adquiridos no se quitan. Empiezan por ahí y luego, ¿qué? Ya lo vimos con la fianza y con la Resolución 99. Este pueblo no apoya que se quiten o nieguen derechos. Luchemos porque se reconozcan y se fortalezcan más derechos, nunca menos”, aseveró Serrano.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.