Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Piden prohibición absoluta de bonos de productividad en el gobierno

imagesSAN JUAN – El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Comisión cameral de Asuntos del Consumidor, el representante Jorge Navarro Suárez, solicitó la aprobación de un proyecto de su autoría que propone una prohibición absoluta en la concesión de bonos de productividad en el gobierno, incluyendo agencias, municipios y corporaciones públicas. Se trata del Proyecto de la Cámara 396, radicado por el legislador el 9 de enero. Dicha medida propone crear la “Ley para Limitar la Concesión de Bonos y Licencias Dentro del Servicio Público”.

Según el representante, la Ley 66-2013, aprobada por el gobernador Alejandro García Padilla el 22 de julio, no prohíbe la concesión de bonos de productividad en el gobierno, sino regula su concesión.

El legislador explicó que el Artículo 2 de la Ley 66 dispone que antes que cualquier jefe de agencia otorgue el pago por productividad a un empleado público, tendría que obtener autorización de la Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos (OCALARH), lo que no erradica el bono a los que trabajan en agencias y corporaciones del gobierno, sino que lo condiciona a la evaluación por parte de dicha oficina gubernamental.

“Esta ley que el gobernador firmó es otra tomadura de pelo del Partido Popular. Esta ley en ningún momento elimina los bonos de productividad en el gobierno, sino amplia la burocracia gubernamental para su concesión. Del texto de la ley se nota que el gobierno tiene toda la intención de continuar concediendo este tipo de bonificación, pero a espaldas del pueblo y actuando como que hicieron algo para reformar las operaciones del gobierno”, dijo el representante.

Navarro Suárez añadió que la eliminación absoluta de los bonos de productividad en el gobierno no es suficiente, pues a su juicio también se debe limitar la facultad del gobernador y de los Municipios de conceder sumas exorbitantes por liquidaciones de licencias acumuladas por funcionarios ejecutivos y alcaldes.

“Es claro que el pueblo clama por una reducción de los salarios y compensaciones de todos los servidores públicos, sean estos electos u ocupen puestos de confianza. Dicho reclamo no se limita a los bonos de productividad, sino también se extiende a las jugosas liquidaciones de licencias acumuladas que siempre vemos que muchos jefes de agencias y alcaldes reciben al finalizar un cuatrienio”, expresó el representante.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.