Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Inserni no guarda rencor hacia sus acusadores

imagesSAN JUAN – El expresidente de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR), Jorge M. Inserni dijo el martes que no guarda rencor contra quienes lo acusaron en el pasado por presunto uso indebido de recursos públicos y que por el momento no contempla entablar algún pleito judicial contra éstos. “Me siento bien. Te garantizo que anoche no pude dormir y que no dormía bien pensando que ‘ya mismo viene la decisión y si no gano me tengo que reportar a Bayamón’ porque estaba sentenciado a un año de cárcel sin probatoria. Comienzo hoy mi vida sin rencor a nadie. Los que me hicieron daño, que trabajen con su conciencia. Yo sigo con la mía tranquilo”, dijo Inserni en entrevista radial (WAPA Radio) al reclamar un cese a la persecución política.

Sin embargo, Inserni no contempla entablar algún pleito en reclamo por los daños sufridos. “No te puedo ni mencionar la cantidad de abogados que se me han acercado con ese tema. Y te soy bien honesto. No estoy para discutir ese tema todavía. Estoy pasando el resultado, pero en este momento en mi ánimo no está. Quiero cerrar este libro”, aseguró.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico exoneró el lunes de las acusaciones por las que el exfuncionario fue convicto en el Tribunal de Primera Instancia y confirmadas por el Tribunal de Apelaciones. Inserni había sido encontrado culpable en el 2006 de violar el artículo 3.2 de la Ley de Ética Gubernamental al imputársele usar un chofer pagado con fondos públicos, para que según las denuncias, “en sus horas extra le hiciera diligencias personales que iban desde ir al cine y el casino hasta comprar mantecado”.

“Tomé una decisión hace 11 años atrás ante la insistencia de la fiscal de que me declarara culpable, le dije que no me iba a hacer una convicción yo mismo. Le dije: ‘mejor preso con la verdad que en la calle con la mentira’. Y al día de hoy después de la decisión del Tribunal Supremo, me reafirmo, fueron 11 años bien fuertes emocionalmente, físicamente, económicamente, para mis familiares, mis amistades y para todo el mundo. Me destruyeron, según los que lo trataron desde una perspectiva, pero desde otra, le doy las gracias por me acercaron a Dios como nunca en mi vida había estado. Ese es el mejor regalo que he podido recibir”, dijo Inserni, quien expresó su disposición para reintegrarse a los medios de comunicación.

“Perseguían la gente que me visitaba. Le cogían la tablilla y los perseguían. Me acusaron de tener dos casas en Montehiedra y dos en Los Paseos. Yo no sé que más se inventaron. No me pusieron un avión de milagro”, señaló al relatar las situaciones que enfrentó en medio de la controversia.

Inserni fue presidente de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública entre 1993 y el 2001, durante la incumbencia del exgobernador Pedro Rosselló.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.