Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Exhortan celebrar días festivos sin alcohol o con cantidades mínimas saludables

BannerASSMCABAYAMÓN – El administrador de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Salvador Santiago Negrón, hizo un llamado el martes al pueblo para que en estos días festivos de verano mantengan control del consumo de alcohol, de manera que se puedan evitar accidentes de tránsito, situaciones de violencia, suicidios, peleas y muertes que suelen estar asociadas al uso desmedido de bebidas embriagantes. “En los próximos días, celebraremos el 4 de julio; fecha en que tradicionalmente muchas familias asisten a las playas y ríos para pasarla bien, preparar picnic y darse su acostumbrado chapuzón. Sin embargo, reconocemos que en un gran porciento de estos lugares estará presente el alcohol. Es posible que algunas personas lo consuman de forma responsable y moderada, pero otras lamentablemente abusarán del mismo y asumirán una actitud de descontrol, lo que repercutirá en problemas serios y conductas de alto riesgo”, comentó el doctor en psicología.

El consumo de alcohol afecta directamente a las funciones cognitivas y físicas y reduce el autocontrol, por lo que los individuos son menos capaces de hallar una solución no violenta a los conflictos que se presentan y bajo sus efectos existe el riesgo de convertirse en un agresor, provocando situaciones que podrían poner en riesgo su vida y la de su familia.

“El alcohol es la droga que más se relaciona con la violencia. El consumo en exceso podría provocar cambios en la conducta que pueden marcar por vida a un individuo y a su familia. Por esto, nuestro llamado es que si se consume se haga de forma responsable, evitando los excesos y las situaciones o conductas peligrosas”, alertó el administrador de ASSMCA.

De acuerdo con Santiago Negrón, una de las conductas inadecuadas que muchas personas asumen cuando ingieren bebidas alcohólicas es conducir un vehículo de motor. Esta acción irresponsable puede ocasionar tragedias en las carreteras y luto en los hogares, ya que el alcohol afecta la habilidad para juzgar como se está guiando.

“Cuando los músculos están relajados por el alcohol, el resultado es que la visión que tenemos del camino resulta borrosa. Además, el control de las manos y los pies se afecta seriamente junto con la visión y el buen juicio; razón suficiente para no conducir y pasar la llave a otra persona si ha ingerido alcohol”, explicó.

El administrador de ASSMCA pidió especial atención a los padres sobre el consumo de alcohol en los jóvenes, especialmente si asisten a fiestas y festivales donde los principales auspiciadores son compañía que se dedican a la venta de bebidas alcohólica.

“A principio de este año, ASSMCA publicó el resultado de su más reciente encuesta sobre el uso de sustancias entre escolares puertorriqueños. Uno de los resultados más alarmantes es que el 61% de los estudiantes que consumieron alcohol en el mes previo a la encuesta, informaron haber tomado 5 o más tragos corridos. Esto es una borrachera, una conducta que merece atención directa de los padres, por sus consecuencias”.

Otro dato importante del estudio es que casi una tercera parte de los adolescentes que consiguieron alcohol, indicaron haberlo adquirido en tiendas, colmados o gasolineras (29.9%) y en pubs, clubs, barras o discotecas (30.6%). Poco más de la mitad (58.1%) indicó haberlo conseguido en fiestas o festivales, como lo que se celebran en muchas playas de la Isla, esta semana.

De otra parte, el titular de ASSMCA también exhortó a la comunidad en general a no “textear” mientras se conduce. Un estudio de la Federal Motor Carrier Safety Administration de Estados Unidos revela que por cada seis minutos ‘texteando’, los ojos de los conductores permanecen 4.6 segundos sin mirar el camino, que equivale a recorrer en auto el largo de un campo de futbol con los ojos vendados a una velocidad de 55 kilómetros por hora.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.