Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

EL ESTADO LIBRE ASOCIADO, UNION PERMANENTE?

554152_10151246965314228_1137418792_nEL ESTADO LIBRE ASOCIADO, UNION PERMANENTE, LUIS MUÑOZ MARIN Y EL PROYECTO DE SOBERANIA

por. Lcdo. José Ramón Ríos Perez

La disputa entre el Presidente del Partido Popular, y una representante a la Cámara sobre las expresiones de ésta sobre que la unión permanente es sinónimo de la Estadidad, despertó nuestro interés en hechar una mirada al desarrollo del concepto.

A los fines de entender de que se trata la unión permanente y cuan duradera es,visto desde el punto de vista de Luis Muñoz Marín, la creación del Estado Libre Asociado y de paso qué tiene que ver, si algo, con el término soberania y la posible creación del Movimiento Unión Soberanista, a continuación presentamos unas ideas desde la perspectiva de algunos estudiosos del tema y de nuestra propia visión.

De entrada, se ha dicho que no importa lo que digan la mayor parte de los autonómistas, debido a su fijación con la noción de permanencia, está en la naturaleza del estatus del Estado Libre Asociado que éste no cierra las puertas, ni a la independencia ni a la estadidad, si acaso los partidarios decidieran mas tarde que es deseable ir en una u otra dirección. Y que despojado de sus presentes características coloniales, podria atender a los interseses, tanto de Estados Unidos como de Puerto Rico, por largo tiempo.Trias Monge, The Trials of The Oldest Colony in The World, 2007.

Además de lo dicho por Trias, ante esta controversia, en primera instancia, nos preguntamos, ¿es la relación política entre Puerto Rico y los Estados Unnidos permanente? ¿ Era permanente la relación entre las Repúblicas Socialistas Soviéticas? ¿Es permanente la relación entre los Estados de la Unión y el Gobierno Federal?

Nadie podia anticipar que las repúblicas rusas pudieran secesionarse como en efecto ocurrió.

Como tampoco hemos encontrado en los artículos de la Constitución Federal, que se prohiba que los Estados de la unión no puedan separarse. Mucho menos la Ley 600 de Relaciones Federales habla de que la relación entre Puerto Rico y los Estados Unidos sea permanente. De hecho el informe de Casa Blanca de Rubén Barrales es claro al informar que a voluntad de los Estados unidos nos pueden ceder a otro país.

Es por todas estas razones que la respuesta a estas preguntas es que en la realidad nada es permanente. Ni aun el matrimonio, que solo es permanente por razones bíblicas. Y aun así, cada tres de cinco se divorcian dentro de los primeros cinco años de matrimonio.

Ni la vida misma es permanente.

En Puerto Rico, se ha sido muy flexible con el término. Cada vez que alguién suena la campana del separatismo o es conveniente apoyarse en el concepto, para no alejar el voto de la derecha lo agaran de parapeto. Como veremos, Muñoz, que era un maestro de la palabra, usaba tanto el término permanente como unión, a su antojo.

Dice en su obra “ Cómo Fue”, el licenciado José Trias Monje, que Muñoz Marín utilizó el término “libre” hasta que en 1956 el Partido Republicano alcanzó ser el segundo partido en votos. De ahí en adelante comenzó a utilizar en su lugar, el término unión permanente para granjearse el voto estadista.

“Mientras el Partido Independentista era el principal partido de oposición, el Partido Popular subrayaba el “libre” en el nombre del Estado Libre Asociado. Cuando el Partido Estadista Republicano retornó a su posición primaria de principal partido minoritario, el Partido Popular comenzó a enfatizar el segundo apellido del ELA.

Dondequiera que usamos la palabra “asociación” Muñoz la tachó e insertó la voz “union”. Hasta 1956 se hablaba usualmente de la asociación o de la libre asociación entre Puerto Rico y Estados Unidos.”

En esa ambivalencia es que se ha quedado patinando el estadolibrismo. Que no es ni estado , ni libre, ni asociado. Sobre cuyos conceptos se expresa Vicente Geigel Polanco, en su obra “ La Farsa del Estado libre Asociado”, 1981:

“ Pero,¿ cual es la realidad? Puerto Rico,¿ estado, libre, asociado? Positivamente, ninguna de las tres cosas. No es estado, porque en derecho político y en Derecho Internacional se llama Estado al que disfruta de soberania, al que rige sus propios destinos, al que tiene personalidad internacional. No es libre, porque está sujeto a un estatuto colonial promulgado por el Congreso de los Estados Unidos que lo mantiene en conocida servidumbre política, económica y militar. No está asociado a Estados Unidos, porque no ha habido convenio, pacto, entendido ni realidad de tal asociación. Sólo podria decirse que está asociado a la gran potencia del Norte como los siervos de la gleba al señorio feudal, como los esclavos a las haciendas de los terratenientes. Y hasta el marchamo de la ciudadania nacional, como nuevo carimbo, pone en la frente del puertorriqueño la marca inequívoca del dominio político de Estados Unidos.”

Estas expresiones lapidarias de Geigel desmienten la llamada pemanencia del Estado Libre Asociado, porque no puede tener permanencia lo que no existe. Ante la fragilidad jurídica del ELA, ¿ quién puede reclamar unión permanente o molestarse cuando alguien alega que este concepto equivale a la Estadidad?

Pero hay mas.

Es sabido que no ha habido conformidad con el ELA, aun por su creador, como concepto jurídico, desde el momento mismo de su vigencia.

El licenciado Trias Monge uno de los mas cercanos colaboradores de Muñoz en distintas facetas, particularmente durante la redacción de la Ley 600, la Constitución y luego en 1963 en las converaciones con la Comisión Kennedy de 1961 ( para mas infomación, véase el libro Crónica de una Guerra Anunciada, 2002, de Néstor Duprey Salgado ) en su obra, antes citada expresó:

“El Estado Libre Asociado se fundó en tres ideas básicas: el logro de la mayor autonomia interna posible, simbolizada por la adopción por el pueblo de Puerto Rico de su propia Constitución; la colocación de las relaciones entre Puerto Rico y Estados Unidos sobre la base del consentimiento mutuo, encarnado en un pacto; y el mejoramiento de los términos de su relación externa, mediante enmiendas sustanciales a las leyes orgánicas vigentes.”

Los anteriores principios tenian raíces, dice Trias, en el pensamiento histórico autonómico puertorriqueño. Pero dice él que el estilo obsequioso y apocado de presentar las demandas, (que permearon a lo largo de la história, y aun permean, en el miedo de los líderes del PPD a enfrentarse a los Estados Unidos, para exigir mayores poderes ) “es característicos de nuestros líderes frente al Congreso que a través de la historia, han contribuido en buena parte, junto a la legendaria torpeza de ese cuerpo en atender los problemas de sus colonias, a la distancia que todavia le queda a Puerto Rico la plenitud del gobierno propio. Muñoz acostumbraba quejarse privadamente de la actitud de los Congresistas, a quienes calificaba de monarcas recibiendo las súplicas importunas de sus súbditos. Este temor al Congreso de tan gran parte de de nuestros líderes, esta renuencia a reclamar con claridad y firmeza los derechos que nos corresponden explican la dualidad de idiomas usualmente empleados por el autonomismo al intentar adelantar la causa del gobierno propio en el país. Se emplea un mensaje meloso y tranquilazante cuando se habla con el Congreso y otro de retórica abultada cuando se califican ante el pueblo los logros alcanzados”.

Así fue como la flojera no les permitió exigir el carácter de pacto a las relaciones entre Puerto Rico y los Estados Unidos. De ahí surje la famosa frase de que las relaciones serian, “ en la naturaleza de un pacto, – in the nature of a compact.” Que ciertamente
confirma la gran mentira de los Estados Unidos y el liderato de la época en sus argumentos utilizados ante las Naciones Unidas para sacar a Puerto Rico de la lista de colonias. Que como sabemos la votación fue una gran verguenza para los americanos.

“ Aun así, expresó Trias, la votación final constituyó una derrota moral para Estados Unidos. A favor de la resolución aprobatoria del cese de información sobre Puerto Rico votaron tan solo veintiseis naciones, trece de ellas de Centro y Sud América, tres del Caribe (Cuba antes de Fidel Castro, República Dominicana y Haití ) y otras naciones del grupo general de apoyo a Estados Unidos en la organización. Treinta y cuatro naciones rehusaron unirse a la posición de Estados Unidos y votaron encontra ( dieciseis de ellas ) o se abstuvieron ( dieciocho ). Estados Unidos no pudo convencer aun a aliados tan tradicionales de ella como Inglaterra, Francia, Holanda, Dinamarca, Suecia, Argentina, y Venezuela de que la respaldasen.”

Luego en 1954, cuando como parte de los esfuerzsos para desarrollar el Estado Libre Asociado, una vez mas, los Estados Unidos fueron renuentes a que la isla participara en la reorganización de la Comisión del Caribe, porque ello seria admitir que tenian una colonia. Mas sin embargo, dice Trias que aunque las conversaciones en Washington fueron cordiales “ Ya no quedaba memoria en el Departamento de Estado sobre lo dicho tan solemnemente hacia pocas semanas ante las Naciones Unidas. (Discurso de la embajadora Bolton )

La Comisión del Caribe se habia creado en 1946, y se componia de dos organismos, la Comisión en sí, y la Conferencia de las Indias Occidentales. La Comisión se componia de los cuatro países poseedores de colonias en el Caribe, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Holanda. Los Estados Unidos resistian que Puerto Rico perteneciera porque ello seria una admisión de que aun éramos su colonia.

El resultado de los esfuerzos a partir de su creación para desarrollar el Estado Libre Asociado es harto conocido. La historia está ahí. No hay que repetirla. Sólo que a partir de la llegada de los americanos a Puerto Rico, en distintas épocas y modos se le ha estado solicitando, sin éxito, que atiendan el problema politico, y no han hecho caso omiso. Lo último el 2499 de Pierluisi.

Las relaciones de Muñoz y Trias, según él duraron treinta y cuatro años, hasta su muerte, salvo tres meses de enojo cuando este no quiso aceptar la candidatura por acumulación a la Cámara. Muñoz enojado le indicó que lo estaba votando del Partido a lo que Trias replica que no lo podia votar porque él no pertenecia al Partido. Mas adelante lo nombró Secretario de Justicia.

A lo largo de estos treinta y cuatro años, como hemos expresado, Trias participó en todos los esfuerzos para descolonizar a Puerto Rico. Dejando constancia de su inconformidad. Como lo confiman sus propias expresiones, que siguen: “ No es mi intención intentar precisar aquí, donde mi interés se limita a consignar unos recuerdos, el sigificado jurídico del Estado Libre Asociado. Sí debo dejar constancia de mi pena a través de buena parte de mi vida ante la pasión partidista que este tema despierta. Como he escrito aquí y en otros lugares, – véase mi libro Puerto Rico The Trials of The Oldest Colony in The World ( Yale University Press, 1977 ) – hay muchas razones para afirmar que Puerto Rico continua siendo una colonia de Estados Unidos. Lo es por motivo de los vastos poderes que aún ejerce sobre nosotros Estados Unidos, pero no necesariamente porque sea terrritorio de esa nación, sujeto a la cláusula territorial de la constitución Americana. Aunque ha habido expresiones judiciales en contrario, sobre ese particular cabe sostener un criterio distinto al tradicional de los partidos estadoista e independentista. En Puerto Rico, no obstante, rara vez se disiente de la posición del partido que favorezca determinada persona. En el caso de mis manifestaciones, que datan de décadas, sobre el hecho de nuestra relación con Estados Unidos es todavia de índole colonial, la gran
mayoria de mis amigos no pueden entender como pueda pensar así alguién que ayudó a fundar el Estado Libre Asociado.”

Durante todo este tiempo fue uno de sus mas cercanos colaboradores de Muñoz, por treinta y cuatro años, como hemos dicho, hasta su muerte, conociendo de la “A” a la “Z” todas las interioridades del desarrollo del ELA, constitución y judicial de Puerto Rico.

Participó activamente en la ONU en el proceso para sacar a Puerto Rico de la lista de colonias. Sobre este tema dijo: “ Las dicusiones con delegados de otras naciones en la ONU sobre el estatus de Puerto Rico fueron arduas. Habia entonces y todavia hay al menos doce razones indicativas de la condición colonial de Puerto Rico:

Las leyes de Estados Unidos se aplican a Puerto Rico sin su participación o consentimiento.
Las leyes de Estados Unidos tienen rango superior a las disposiciones de la Constitución de Puerto Rico. En caso de conflicto prevalecen aquellas sobre estas. Eso ocurre también con las constituciones estatales, pero al menos cada estado participa en la aprobación o rechazo de esas leyes. El presidente y sus delegados pueden negociar tratados y tomar otras acciones que afecten a Puerto rico sin su consentimiento. En virtud de concesión unilateral del Congreso de jurisdicción de diversidad de ciudadania, la corte federal en Puerto Rico puede resolver asuntos de character local ( fijar el precio de la leche ). Filipinas nunca tuvo una corte federal, creándose en el caso de Puerto Rico sin su consentimiento.

No existe igualdad o aun comparabilidad de derechos entre los ciudadanos de Estados Unidos residentes en Puerto Rico y los residentes en los estados de la Unión.
El gobierno de Estados Unidos sostiene que la soberania sobre la isla reside en él y no en en el pueblo de Puerto Rico.

El Congreso de Estados Unidos assume que puede ejercer poder plenario sobre Puerto Rico bajo la cláusula territorial de la constitución de Estados Unidos.

Tanto el Congreso como la rama Ejecutiva del gobierno de Estados Unidos actúan en consecuencia como si no existiera pacto alguno entre los Estados Unidos y Puerto Rico y aun algunos funcionarios argumentan que ninguno es constitucionalmente posible. A pesar de expresiones judiciales en contrario, las otras ramas del Gobierno de Estados Unidos se comportan como si Puerto Rico continuase siendo un territorio o posesión de Estados Unidos.
Aun si se sostuviese finalmente que las relaciones entre Puerto Rico se fundan en un pacto irrevocable entre las partes, excepto por mutuo acuerdo, y que dicho pacto comprende la Ley de Relaciones Federales, el consentimiento prestado en 1951 a dicho arreglo fue demasiado amplio. No se puede consentir, por ejemplo, que las leyes de un país, todas las pasadas y futuras, gobiernen a otro y sostener a la vez, que ello es compatible con un estatus de libertad. Por eso es que desde la creación del Estado Libre Asociado se ha intentado convertir el consentimiento genérico prestado en consentimiento específico.

Puerto Rico no juega papel alguno en la vida de la comunidad internacional, ni directamente ni mediante participación en las decisions que tome el Gobierno de Estados Unidos.
El estatus actual de Puerto Rico no satisface los criterios establecidos por las Naciones Unidas en 1960 para determinar si un pueblo ha sido descolonizado.

No se conoce situación alguna en que un pueblo ejerza sobre otro poderes tan vastos como los Estados Unidos ejerce sobre Puerto Rico y aun así se sostenga que la relación entre ellos no sea de carácter colonial.

Añadimos a la lista anterior la federalización de Puerto Rico. No solo estamos sujeto plenamente a la Cláusula Territorial si no que a todas las Ramas de Gobierno.

La Corte de Distrito Federal resuelve asuntos que competen a nuestros tribunales, el Ejecutivo interviene cada vez más y la legislación del Congreso cada vez ocupa con mayor vigor el campo de nuestras leyes.

Pero frente a lo antes dicho, ¿ qué podemos hacer? Quedarnos como estamos – como alguien recientemente dijo – y “ bregar con los americanos”.

Para tratar de contester esta pregunta, antes tenemos que ver donde está Puerto Rico y que está sucediendo.

A pesar de las ayudas federales y los adelantos tecnológicos tenemos una economia con un crecimiento negativo la cual no muestra mejoria y que no asoma aumento en los indicadores mundiales,como otros países.

Por el contrario, el Puerto Rico de hoy está sumido en un alto índice de criminalidad( de 460 asesinatos en los primeros seis meses del año, solo en 125 se han logrado arrestos ), siendo asesinados alrededor de ochoscientas personas cada año, un alto índice de enfermos mentales y alchólicos, divorcios, desintegración de la familia, corrupción gubernamental, desempleo con un índice oficial de un diecisiete por ciento, entre otros males sociales.

Y, ante esta crisis que no necesariamente tiene que ver con los que han gobernado – aunque algunos la han agravado – sino por la falta de poderes, ¿ cual es la respuesta? No puede ser quedarnos con los brazos cruzados.

A nuestro juicio habida cuenta que el estatus actual – que en una época funcionó de cierto modo – ha fracasado como modelo, la falta de voluntad de los dirigentes políticos para en consenso buscar una solución al estatus y el poco interés o ninguno de parte de los Estados Unidos de crear el ambiente con este propósito, recientemente se decidió crear el Movimiento Unión Soberanista, con la soberania de base para presentar en el 2012, unos candidatos a algunos de los puestos políticos disponibles.

Se espera que el país se envuelva en el movimiento a medida que se les vaya orientando sobre lo que significa la soberania y la importancia para que todos juntos decidamos el estatus que queremos y que finalmente provea las herramientas necesarias para resolver nuestros problemas.

La soberania es necesaria, porque los partidos tradicionales por el protagonismo que les une, han mostrado ser incapaces para lograr resolver la crisis social y económica que nos aqueja, que cada vez se hace mayor.

Queremos puntualizar en este momento, ante los ataques que ya se escuchan, aun de gente que dicen ser soberanistas, en el sentido de que el movimiento es un partido, la realidad es que los que así comentan es que están preocupados con su creación. El Movimiento no es un, repetimos no es un partido político. Por tanto no es la independencia, ni tampoco propaga la enemistad con los Estados Unidos del Norte América,ni ningún otro país del mundo.

La soberania solo significa tener en nuestras manos los poderes para resolver nuestros problemas por nosotros mismos. Es decir, la soberania es el cielo debajo del cual cabemos todos. Una vez lograda, entonces libre y democráticamente seleccionaremos el estatus de nuestra preferencia. Los que creamos en la independencia o libre asociación como estatus descolonizador votaremos por estos. Y los que crean que podrán convencer al Congreso y los Estados para lograr la Estadidad, votarán por ella. [ 2 ]

Concluimos estas notas citando del libro La Última Colonia…. , lo siguiente: El colonialismo desmerece tanto a Estados Unidos como a Puerto Rico, disminuye el auto respeto de éste, y amenaza su estabilidad. Para decirlo francamente, la presente política de no hacer nada respecto de Puerto Rico, no favorece a ningún interés perceptible de Estados Undos, y deberia cambiar lo mas pronto posible.

( Sobre este tema una joven estudiante de Derecho, inteligentísima, decia el otro dia que se avergozaba de ser Popular). Y es comprensible.

El cause entonces, es el Movimiento Unión Soberanista ( MUS), ya inscrito en la Junta Estatal de Elecciones. Espérelo y sin miedo respáldelo. No permita que los que tienen miedo y están confundidos o se hacen estarlo, los confundan. Es el bienestar de todos lo que está en juego.

[1] Este artículo no tiene ninguna otra intención que no sea aclarar algunos conceptos e ideas que incorrectamente a lo largo de los últimos tiempos se han utilizado con intención o no para confundir al pueblo.

Además, recordar a algunos de los personajes que intervinieron con el estatus actual a partir de 1948, como han sido el Lcdo. José Trias Monge y Vicente Geigel Polanco. Sin hechar de menos al Doctor Fernós, Gutierrez Franqui y Alonso.

[2] Decia Silverio Pérez en su columna “ La Soberania del Maltratado” El Nuevo Dia 7 de septiembre de 2010, que, De la misma forma que no es aceptado que una mujer maltratada reclame que nadie se meta en su matrimonio porque ella tiene derecho a escoger ser maltratada, hay que decirles basta a aquellos que propagan la mal llamada soberania popular, la soberania del maltratado.

Texto Original: http://asociacionysoberania.blogspot.com/2010/09/el-estado-libre-asociado-union.html

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.