Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Contrato de Charlie Black también podría estar violando la ley según Seilhamer

imagesEL CAPITOLIO – “Además de los planteamientos sobre el uso de fondos públicos para torpedear los resultados del plebiscito del pasado 6 de noviembre, el contrato del cabildero Charlie Black podría estar violando la ley”, así lo aseguró el portavoz de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Larry Seilhamer Rodríguez quien indicó que el contrato de Black podría estar en clara violación a la Ley 103-2006 (Reforma Fiscal) la cual establece los parámetros en el uso de fondos públicos para el pago de servicios de cabildeo.

“En el Artículo 18 de esa Ley se expresa claramente que el uso de fondos públicos podrá ser utilizado para sufragar el costo de servicios de cabildeo cuya finalidad única y exclusivamente sea la búsqueda de fondos federales o legislación que promueva el bienestar económico de Puerto Rico. La Ley señala también que el contrato que se otorgue para esos servicios deberá producir una cantidad mayor en fondos federales y beneficios que el monto del dinero público que se gasta en la cuantía del contrato o de lo contrario podría ser cancelado inmediatamente y no sería renovado”, señaló Seilhamer Rodríguez.

Ante esto, radicó la Resolución del Senado 412 para investigar si la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA) está cumpliendo con la ley en la otorgación de contratos a cabilderos.

El senador sostuvo que las expresiones del director de PRFAA no van a la par con el cumplimiento de dicha ley.

“El director de PRFAA, Juan Hernández Mayoral dijo que los servicios de Black son para promover la política pública establecida por el gobernador. Además, intentar paralizar el proceso en el Congreso para definir el estatus de la Isla no es promover una política pública que represente mayores fondos federales a Puerto Rico. Por lo que estamos ante un contrato de miles, tal vez millones de fondos públicos, que es ilegal”, señaló Seilhamer Rodríguez.

El portavoz del PNP en el Senado dijo estar satisfecho con la demanda radicada por el PNP y que incluso esta posible violación a la Ley 103-2006 puede añadirle elementos a la misma.

“El contrato de Charlie Black es para torpedear los procesos de cabildeo del Comisionado Residente en Washington a favor del resultado del plebiscito el pasado 6 de noviembre. Black no cabildea por más fondos para la Isla, que puedan resultar en la eliminación de todos los impuestos de esta administración. Este contrato, a tenor con la Ley 103-2006, debe ser cancelado ya que no ha producido mayor cantidad en fondos federales ni beneficios que el costo incurrido por los servicios, y dicha ley establece que los contratos de cabildeo están limitados al aspecto económico, no político, como es este caso”, expresó el senador.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.