Tres familias isabelinas reciben las llaves de sus nuevas viviendas

Foto: isabelapr.org

Foto: isabelapr.org

comunicacionesisabela@gmail.com
Isabela – Tres familias isabelinas recibieron hoy lunes de manos del alcalde, Carlos O. Delgado Altieri, las llaves de sus viviendas, las que fueron objeto de un proyecto de reconstrucción, debido al gran estado de deterioro en el que se encontraban, por lo que ahora contarán con una estructura segura y adaptada a sus necesidades específicas.

El primer ejecutivo municipal encabezó la ceremonia de entrega de las llaves, que se llevó a cabo en el sector Villa Pesquera del barrio Guayabo de Isabela, donde se reconstruyeron dos de las tres estructuras. La inversión en estas obras totalizó los 240, 720 dólares, obtenidos mediante la gestión de la Oficina de Programas Federales del Gobierno Municipal de Isabela.
“El proyecto consistió en la demolición de las tres viviendas que se encontraban en total deterioro y la reconstrucción en el mismo terreno donde se encontraban. Cabe destacar que cada estructura fue adaptada para cada familia, porque por ejemplo, en dos de los casos hay personas con distintos impedimentos y las estructuras responden a las necesidades específicas de cada uno”, explicó Delgado Altieri.

Precisamente una de las beneficiadas fue Segunda Santiago, una anciana con impedimentos que reside en el sector Villa Pesquera, junto a su hijo, un adulto paciente mental. En este mismo lugar se reconstruyó la vivienda de Corpus Vargas y Gilde Cabrera, cuya unidad familiar consiste de tres adultos y un menor. William Winstanley, quien utiliza una silla de ruedas, su esposa Patricia y sus dos hijos menores de edad, también recibieron las llaves de su residencia, reconstruida en el sector La Jungla del Barrio Planas de Isabela.

El Alcalde subrayó que la construcción, que duró unos seis meses aproximadamente, cumplió con todas las regulaciones federales y cuentan con sala, cocina con gabinetes, baños equipados, dormitorios con closets, luces para ahorro de energía, sellador de techos para bajar temperaturas y ahorro de energía y lozas. En las residencias en las que residirán personas con impedimentos, se construyeron barras de seguridad y zonas adaptadas, según lo estipulan los códigos de construcción estatal y federal para estos casos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.