Renacen las comunidades especiales en Puerto Rico

240138724912SAN JUAN – La coordinadora general de Comunidades Especiales (OCE), doctora María Lourdes Rivera Grajales presentó el viernes, su presupuesto ante la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Representantes para cumplir con el compromiso del gobernador, Alejandro García Padilla de trabajar por la gente y las comunidades.

“El compromiso de la Oficina de Comunidades Especiales (OCE) es trabajar mano a mano con las comunidades y dar el mejor y más efectivo servicio”, comentó la Dra. Rivera Grajales. “Hoy sometemos ante la Legislatura una petición presupuestaria justa, que nos permitirá dotar a la agencia de recursos necesarios para servirle a nuestras comunidades”, agregó la Coordinadora General.

Esta agencia fue desmantelada por la Ley 7 del 2009 de la pasada Administración, llevándola casi a la desaparición, convirtiéndola en una agencia de coordinación de actividades que no fortalecía el componente de organización comunitaria y el desarrollo autogestivo necesario para la sustentabilidad y sostenibilidad de las comunidades especiales.

El Plan del Gobierno del Estado Libre Asociado endosado por el Pueblo de Puerto Rico establece que las comunidades especiales son una prioridad en la agenda de la administración del gobernador, Alejandro García Padilla. OCE contaba con ciento treinta y seis (136) puestos de trabajo, y la Administración de Desarrollo Laboral, a través de la Ley 52 otorgaba fondos para el reclutamiento de noventa y cinco (95) puestos adicionales para ofrecer servicio directo a las Comunidades Especiales. Para un total de fuerza laboral de doscientos treinta y un (231) personas. El impacto de la implantación de la Ley 7 del 2009 redujo de ciento treinta y seis (136) a nueve (9) puestos, los asignados para brindar servicios directos a las comunidades.

La coordinadora general, Rivera Grajales expresó que en este momento la agencia sirve a setecientas cincuenta y dos (752) comunidades especiales que luchan para superarse de las condiciones de pobreza y marginalización que viven día a día, y para adquirir por sí mismos, las condiciones de vida, las destrezas, actitudes y niveles de organización que les permitan convertirse en autores de su propio proceso de desarrollo económico y social.(CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.