Nuevas oportunidades para jóvenes en instituciones juveniles

Senado de Puerto RicoEL CAPITOLIO – El Senado de Puerto Rico aprobó el Proyecto del Senado 203 presentado por el senador del distrito de Carolina, Pedro A. Rodríguez González, para permitir a estos jóvenes participar de los servicios, programas y eventos que actualmente administra la Oficina de Asuntos de la Juventud. “Todo joven que sea ingresado en una institución juvenil tienen derecho a recibir el tratamiento y servicio necesario para su rehabilitación. El desarrollar destrezas sociales, vocacionales y socio-recreativas son de extrema importancia para su crecimiento como ser humano”, destacó Rodríguez González en un comunicado de prensa.

Rodríguez González se mostró satisfecho y optimista con la aprobación de este proyecto, por lo cual expresó que “son muchas las razones por las cuales la vida ha llevado a estos jóvenes a tomar decisiones que lamentablemente tuvieron consecuencias negativas. Siempre he creído en la juventud puertorriqueña y en las segundas oportunidades. Necesitamos rescatar de las garras del crimen a estos jóvenes y más aún de la posible reincidencia de esta conducta”.

Este proyecto pretende establecer acuerdos colaborativos ente el Departamento de Corrección y Rehabilitación y la Oficina de Asuntos de la Juventud con el fin de proveer una oportunidad real para que estos jóvenes reencaminen su vida y puedan contribuir al desarrollo de nuestra sociedad. Un factor principal para ser participe dicho beneficio, es el buen comportamiento del joven en el sistema correccional, así como la disponibilidad para beneficiarse del mismo.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación estará a cargo de la reglamentación necesaria para la selección de los jóvenes y tendrá custodia física del menor mientras participe en este.

Según el legislador, de las últimas estadísticas se desprende que unos 11,468 menores fueron intervenidos por cometer faltas que van desde agresiones, robo, drogas, armas, entre otros. Además, se pudo ver que la edad promedio de menores intervenidos fluctúa entre 15 a 17 años.

Sin embargo, algunos estudios apuntan a que el 75 por ciento de los jóvenes que habían incurrido de violencia grave abandonaron su comportamiento en alrededor de uno a tres años, lo cual significa, que con la debida atención podemos alejarlos de la vida criminal.

“Es muy alarmante ver como menores de edad se dejan arrastrar por la delincuencia y a pesar de que cumplan con el “castigo” estipulado por la ley, no se les brinde la oportunidad de desarrollarse e integrarse plenamente a nuestra sociedad. Esta legislación va encaminada a la rehabilitación y capacitación de estos jóvenes. Estoy positivo en que este proyecto obtendrá el visto bueno por parte de la Cámara de Representantes, así como del Gobernador de Puerto Rico”, finalizó el senador.(CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.