Nueva Procuraduría del Paciente solo cobijará a usuarios de Mi Salud

LOGOSALUDCEE1SAN JUAN – El procurador de la Salud, Carlos Mellado, tronó el miércoles contra la aprobación en la Cámara del Proyecto del Senado 354 que restituye la Oficina del Procurador del Paciente al alegar que solo servirá a usuarios del plan de salud del gobierno, Mi Salud. “El proyecto que aprobó la Cámara anoche, que ya había sido aprobado en el Senado, establece que el paciente es todo aquel paciente que tenga Mi Salud. O sea, que le quita toda la jurisdicción a la Oficina del Procurador de la Salud con la nueva oficina que crearon del Procurador del Paciente y le da única y exclusiva jurisdicción al procurador sobre los pacientes de Mi Salud que son 1 millón 655 mil vidas. El resto de los pacientes se quedan sin procurador”, dijo Mellado en entrevista radial (Radio Isla).

La Cámara aprobó el martes los Proyectos del Senado 352 al 356, de la autoría de la senadora Rossana López León, que eliminan la Oficina de la Administración de Procuradurías y restablecen la autonomía de las que ofrecen servicios a personas de edad avanzada, de personas con impedimentos, del paciente y de veteranos a su estado de derecho previo al Plan de Reorganización Número Uno establecido durante la pasada administración.

Las medidas ya fueron aprobadas en el Senado, por lo que ahora pasan a la firma del gobernador Alejandro García Padilla.

Además, el funcionario trajo a colación el gasto que se ha hecho en rotulación y reglamentos bajo la Procuraduría de la Salud. “El pueblo no puede seguir cada cuatro con revanchismo y venir a cambiar la estructura de las procuradurías”, dijo al criticar también la eliminación de las procuradurías bajo el gobierno de Luis Fortuño.

“Estuvo malísimo (eliminar las procuradurías). Se entra en unos gastos. Lo más que me molestó y me dio tristeza fue escuchar a representantes decir: ‘le vamos a votar a favor porque ustedes lo hicieron en el pasado’. O sea, ¿vamos a seguir en esta guerra?”, añadió.

De otra parte, Mellado criticó que se derogó la Ley 300 que enmendó el plan de reorganización de las procuradurías y que le otorgaba al Procurador de la Salud dineros adicionales por concepto de multas.

“En noviembre se aprobó una ley que aumentaba las multas de 5 a 10 mil dólares y ese dinero iba a la Oficina del Procurador de la Salud que redunda en beneficios al paciente. Hace poco más de un mes Hacienda nos dio el número de cuenta y ya tenemos poco más de 12 mil o 15 mil dólares”, sostuvo el procurador.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.