Listos para el campo laboral, PUCPR concede títulos a 1,409 graduados

imagesPONCE – Tras vivir una aventura social, integral, cristiana y académica inigualable, 1,409 profesionales se sienten aptos para asumir un rol protagónico en la sociedad. Esto luego de que la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) celebrara por todo lo alto los actos de graduación 2012-2013.

“Los exhorto a que continúen su jornada de vida hacia el éxito personal y profesional recordando que la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico será siempre su Alma Mater… siempre será su casa”, expresó el presidente de la Institución, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho.

El recinto de Ponce de la PUCPR otorgó títulos académicos el pasado, 14 de junio de 2013, durante la Sexagésima Cuarta Colación de Grados en el Auditorio Juan “Pachín” Vicéns. El Presidente de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), Dr. Jorge Iván Vélez Arocho, les confirió grados a 1,409 estudiantes entre Grados Asociados, Bachilleratos, Certificados, Maestrías, Doctorados y Juris Doctor de los recintos de Ponce, Arecibo y Mayagüez.

El colegio con mayor número de graduados fue el Colegio de Ciencias con 357 estudiantes. Le siguieron los colegios de Administración de Empresas, Artes y Humanidades, Derecho, Educación y Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad con 259, 250, 243, 188 y 112 estudiantes respectivamente. Este año se otorgaron 58 grados de Doctorados. De otra parte, 251 recibieron el grado de Maestría, 807 de Bachillerato y 34 de Grados Asociados.

Durante los actos de graduación sobresalieron varios estudiantes los cuales fueron otorgados unos premios especiales. La estudiante Normarie Meléndez recibió la Medalla Sor Isolina Ferré, la cual es entregada al estudiante graduado más distinguido en el aspecto cívico-religioso. La Medalla Doña Felisa Rincón de Gautier se la llevó José Toro Valladares, la misma se le entrega al estudiante graduado más distinguido en el aspecto cívico-social. Edlyn M. González López se llevó la Medalla Maestro Rafael Cordero, como el estudiante graduado del Departamento de Educación del recinto de Ponce, sobresaliente con los criterios de excelencia académica, resiliencia, modelo de profesión y virtudes de fe durante su formación profesional como maestro. Igualmente, la Medalla Manuel González Pató se le otorgó a Lyann Aponte Santiago como la estudiante graduada más distinguida en el deporte.

Durante el evento estuvieron presentes el Obispo de Ponce y Gran Canciller de la Universidad, SER. Monseñor Félix Lázaro Martínez, el Obispo de Mayagüez y presidente de la Junta de Síndicos, SER. Mons. Álvaro Corrada del Río.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.