“La salud es un derecho humano y las comunidades LGBTT merecen que se les reconozca”, expresa CABE

240138724912SAN JUAN – “No hay gritos que detengan el avance en los derechos humanos de las comunidades LGBTT”, expresaron líderes de CABE al aprobarse el miércoles en la Cámara el PC 1178 para enmendar el Código de Seguros y dar cobertura de planes médicos privados a parejas del mismo sexo.

“Diversos grupos profesionales de la Isla, entre ellos el Colegio de Médicos Cirujanos, han dicho de manera enfática que la salud es un derecho humano. Los derechos humanos deben garantizarse desde el Estado y de eso se trata el PC1178. Se trata de ejercer acciones afirmativas desde el Estado para que los planes médicos privados reconozcan la humanidad y los derechos de las parejas del mismo sexo”, expresó la Lcda. Amárilis Pagán Jiménez.

El PC1178 enmienda el Código de Seguros de Salud de Puerto Rico para añadir un nuevo Capítulo 10 sobre Planes Médicos Individuales y Suscripción Garantizada. En su parte de definiciones, el mismo incluye bajo el inciso de “Composición Familiar” a la persona asegurada y cohabitante. En el inciso subsiguiente define “cohabitantes” como personas solteras, adultas, con plena capacidad legal, sujetas a una convivencia sostenida y a un vínculo afectivo, que cohabitan voluntariamente, de manera estable y continua.

“Esa es una tendencia internacional y no existen razones para objetar este tipo de cobertura”.

La aprobación del proyecto se dio en medio de la gritería de la delegación del PNP.

Según el colectivo de organizaciones, la delegación del PNP en la Cámara ha representado un escollo para adelantar proyectos de derechos humanos de las comunidades LGBTT. Sin embargo, también reiteró su descontento con integrantes de la delegación PPD que son susceptibles de influencias de sectores opositores a los derechos LGBTT.

“El proceso del PS238, hoy Ley 22 del 29 de mayo de 2013, nos mostró la cara más terrible del conservadurismo de políticos de ambos partidos. Sabemos que cada nuevo proyecto encontrará un escenario como el de hoy en el cual, a falta de razones habrá gritos, argumentos irracionales, plegarias y ataques a la dignidad de los seres humanos de nuestra Isla que integran las comunidades LGBTT. Sin embargo, también hemos visto la valentía de personas que han preparado y suscrito estos proyectos y que además han hecho un gran esfuerzo para su aprobación”, expresó Shariana Ferrer, otra de las portavoces de CABE.

CABE está exigiendo que se respete la separación entre Iglesia y Estado y no descarta apoyar acciones legales en esa dirección. “El peor obstáculo para los derechos humanos de este país son los legisladores y funcionarios de gobierno que no son capaces de distinguir entre sus creencias religiosas particulares o sus aspiraciones electorales y lo que es correcto”, concluyó Luis R. Conti.

Este comité amplio de trabajo se compone actualmente de: Amnistía Internacional, la Asociación de Psicología de Puerto Rico, el Colegio de Profesionales del Trabajo Social, la Clínica de Discrimen por Orientación Sexual y de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la UPR, la American Civil Liberties Union (ACLU), la Coalición Orgullo Arcoiris, Coaí, Comunidad de Osos de Puerto Rico, Proyecto Matria, el Comité contra la Homofobia y el Discrimen, el Movimiento Amplio de Mujeres, la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora, Puerto Rico Community Network for Clinical Research on AIDS (PR CoNCRA), ICM Cristo Sanador, Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM de Puerto Rico) y personas en su carácter individual.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.