Jenniffer González exhorta al presidente del Senado a que defina si se comporta como cabildero, legislador ciudadano o abogado de sus amigos

Foto: Por yasta.pr

Foto: Por yasta.pr

EL CAPITOLIO – La pasada presidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González Colón, catalogó el martes como un hecho lamentable, irrespetuoso, vergonzoso e irracional porque nunca se supo en calidad de qué, Eduardo Bhatia impartía instrucciones en el cuerpo hermano.

“Presenciamos el inicio de los conflictos de intereses que serán la orden del día en esta legislatura. Nunca se supo en calidad de qué se presentó a dar instrucciones y a regañar a los representantes. Nunca se supo si estaba como cabildero privado, abogado de sus amigos populares o de legislador ciudadano. De ninguna forma se puede presentar aquí a dar instrucciones porque cada legislador es tan legislador como él. Las actuaciones de anoche del presidente senatorial, Eduardo Bathia, quien detuvo la discusión en la Cámara de una medida para regañar al representante Javier Aponte Dalmau por este ejercer su derecho constitucional de presentar enmiendas, provocó la indignación de los representantes”, denunció González.

“Mientras anoche el pueblo dormía, el presidente del Senado Eduardo Bhatia, confundía a sus colegas de la Cámara de Representantes, al irrumpir como cabildero de una medida para beneficiar, retroactivamente, a unos abogados afiliados al Partido Popular Democrático (PPD)”, continuó diciendo González Colón. Bhatia defendía una medida que propone un mínimo de un 25 por ciento para los honorarios de los abogados en los pleitos de clases; la práctica es que en los pleitos de clases el juez asigna hasta un tercio de la liquidación de los daños como honorario a los abogados. Aunque existe un tope de honorario para estos casos, basado en unos criterios específicos, no existe un mínimo, por lo que esta medida les garantizaría a los abogados una ganancia que se le restaría a los perjudicados. La legisladora explicó que esa medida era una de encargo ya que “Bathia defendía el mínimo de 25 por ciento en las cuantías por honorarios en un caso de cientos de millones de dólares ante la Junta de Telecomunicaciones. Es una medida a la medida de los abogados populares Andreu García y Andreu Fuentes, quienes además fungieron como miembros del Comité de Transición del Gobierno sin excluirse de la agencia donde tienen demandas”.

“Es triste que ustedes (los representantes populares) no se den a respetar como legisladores, que no se den a respetar como delegación cuando vienen de un cuerpo extraño a coaccionar a un compañero en el turno de la palabra que está haciendo la presentación de una enmienda, por menos que eso uno se solidariza con los compañeros de la delegación. Ahora el legislador ciudadano se ha convertido en el legislador cabildero y la mejor muestra la tenemos cuando el autor de la medida vino, expresamente, a regañar al compañero Aponte Dalmau cuando hizo la presentación de una enmienda que, evidentemente, luego de la conversación la retira y pone de manifiesto el señalamiento público que hemos estado haciendo sobre el Proyecto del Senado 462”, señaló anoche González Colón luego de que Bhatia irrumpiera a dar instrucciones en la Cámara.

“La mejor muestra de que esta medida es para favorecer a un grupo que le dio dinero al gobernador y que son amigos personales del gobernador y presidente de la pava fue la demostración que vimos en el Hemiciclo anoche, que viene un presidente del Senado a coaccionar a un legislador en la presentación de una enmienda, más triste es que ese legislador se haya quedado solo sin el respaldo de los compañeros de su delegación de hacer valer su derecho constitucional de presentar una enmienda en este Hemiciclo, eso nos pone a todos de perspectiva que este proyecto es de beneficio para unos abogados que de otra manera no se ganarían lo que ganarán ahora con el cobro de honorarios que propone este proyecto, que es retroactivo en un pleito que pudiera sumar los 300 millones de dólares y los honorarios serían cerca de 70 millones de dólares”, explicó la expresidenta.

En su turno en el Hemiciclo, durante la discusión de la medida, el representante por Carolina Aponte Dalmau presentó una enmienda al proyecto para que los honorarios de los abogados tuviera un tope de 15 por ciento; mientras proponía la enmienda entró al Hemiciclo el Presidente del Senado acompañado del Presidente de la Cámara y le apagaron el micrófono a Aponte Dalmau para a un receso. Luego, el Presidente senatorial de manera “irracional” regañaba a su colega legislador por ejecutar su derecho de presentar una enmienda. Aponte Dalmau se quedó solo, sin aparentemente ser defendido por su compueblano carolinense y presidente de cuerpo, Perelló.

“Lo que si quedo claro es que estamos ante lo que será la orden del día con conflictos de intereses. Resulta indignante que la Cámara no tuvo otra opción que no aprobar el proyecto. Además se levantó la interrogante de si los representantes abogados tendrían que abstenerse porque pudieran representar a alguien relacionado a esta medida”, dijo González.

Pasado el regaño al representante Aponte Dalmau, el representante popular Vargas Ferrer volvió a presentar la enmienda lo que provocó que le apagaran el micrófono y luego de que Perelló volviera a cabildear por la medida, el legislador la retiró. En su turno, el portavoz alterno del PNP, Carlos “Johnny” Méndez, presentó nuevamente la enmienda a la que la delegación popular le votó en contra, exceptuando los representantes Vargas Ferrer y Luisa “Piti” Gándara. La medida no se vio en votación final, por lo que quedó sobre la mesa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.