Hay consenso para cambiar la Ley de Monopolio

index136SAN JUAN – Los presidentes de Cámara y Senado, Jaime Perelló y Eduardo Bhatia, al igual que el senador Ángel “Chayanne” Martínez, y la representante Jenniffer González, acordaron el domingo cambiar la ley de monopolio, establecida en 1964, para atender la desigualdad entre las farmacias de comunidad y las extranjeras de cadena.

“Es un buen punto de partida para estudiar el asunto de la Ley de Monopolio”. Evidentemente hay que reforzar la Oficina de Asuntos Monopolísticos. Yo creo en el libre mercado y en la competencia justa; pero no está habiendo una competencia justa”, dijo la representante Jenniffer González durante el Foro Legislativo de la Vigésima Novena Convención de la Asociación de Farmacias de Comunidad de Puerto Rico (AFCPR).

Durante el foro se discutió intensamente sobre la imposición de la patente nacional a las “ventas brutas” de los negocios, que se aprobará el domingo en el Senado.

“En la sesión de ayer se introdujo una enmienda al proyecto donde establece lo que llaman el “punto de estrés” donde ya esta patente ponga en peligro las ganancias o la estabilidad de los negocios, y automáticamente habrá una disposición donde el Departamento de Hacienda prácticamente los puede excluir hasta .1 porciento para que no atente contra la ganancia de la empresa. Estamos muy conscientes de la preocupación que hay y la estamos atendiendo”, explicó el presidente de la Cámara , Jaime Perelló.

Por su parte, Bhatia coincidió. “Creo que es un planteamiento muy serio. Cuando tú tienes un producto cuyo precio es fijo, como medicamentos. ¿Cómo puede ser eso incluido en una patente nacional? Porque eso va a exigir que tú saques para pagar la patente de otra fuente, de otros ángulos. Es un planteamiento muy serio porque es lo único que se vende en Puerto Rico que tiene esa particularidad. Me llevo esa preocupación. Voy a llamar a la secretaria de Hacienda a ver cómo podemos atender esa preocupación en las próximas horas”.

“El que el presidente del Senado haya dicho hoy que es posible quitar la parte que corresponde a la patente nacional al gasto de las farmacias es vital, porque literalmente no va a haber ganancia ninguna y es una competencia desleal porque esos medicamentos ya tiene un precio, que [el aumento por la patente] lo van a terminar asumiendo las farmacias”, recalcó González.

Además, tanto populares como penepés se expresaron a favor de definir mediante enmienda a la Ley de Farmacia lo que realmente cumple con los parámetros farmacéuticos. “Una farmacia no es una tienda por departamento, no es una tienda de conveniencia; es un establecimiento de servicio que vende medicamentos en su 80 por ciento o más”, dijo González. “Estoy de acuerdo con que lo hagamos y lo hagamos pronto”, enfatizó por su parte Perelló sobre esta enmienda.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.