DF y Tribunales erraron caso de Ana Cacho según Juez Presidente

Edificio del Tribunal Supremo de Puerto Rico en San Juan.

Edificio del Tribunal Supremo de Puerto Rico en San Juan.

SAN JUAN – El juez presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Federico Hernández Denton, dejó establecido el martes, mediante su Opinión de Conformidad, en el caso de la suspensión de las relaciones materno-filiales, que el Departamento de la Familia (DF) erró en el proceso de suspensión de relaciones contra Ana Cacho.

“A pesar de que la señora Cacho González se allanó al proceso en un principio, el Departamento (de la Familia) debía cumplir con el aludio estándar cuando se propuso suspender las relaciones materno-filiales permanentemente”, dijo Hernández Denton.

En la Opinión de Conformidad del presidente del Supremo, dejó claro, que el Tribunal de Primera Instancia erró al tratar como sospechosa a Ana Cacho sin ser encausada por delito alguno, por la muerte de su hijo, Lorenzo González Cacho.

“Esta determinación del foro primario fue errónea pues no se desfiló prueba tendente a demostrar que la señora Cacho González fuera coautora o que esta encubriera o conspirara para matar a su hijo L.G.C. Hasta el momento, la señora Cacho González tampoco ha sido encausada penalmente por ser autora, coautora, encubridora o conspiradora de los hechos que rodearon la muerte de su hijo L.G.C. El Tribunal de Primera Instancia dedujo que la señora Cacho González había incurrido en la conducta mencionada simplemente porque ésta no ha podido explicar la forma en que ocurrió la muerte del menor L.G.C. y por la alegada manipulación ejercida sobre las menores para que estas no divulguen lo ocurrido la noche del asesinato. Erró al así proceder”, expresó el juez presidente.

Asimismo el juez de la alta Curia, dejó establecido que el Tribunal de Apelaciones al reestablecer las relaciones materno-filiales, por lo que ordenó al Tribunal de Primera Instancia en que ordene una reevaluación sicológica de las menores y Ana Cacho para así tomar una determinación correcta.

“El Tribunal de Apelaciones erró al ordenar las relaciones materno-filiales sin llevar a cabo un análisis sobre los posibles efectos de esta determinación. Por ende, estamos de acuerdo con que procede la celebración de una vista para determinar si procede reanudar las relaciones materno-filiales o si procede mantener la suspensión provisional establecida en el 2010. Según discutido previamente, el Estado debe estar sujeto al estándar de prueba clara, robusta y convincente. Para esto, es conveniente la actualización de los informes de las menores ya que los últimos son del 31 de marzo de 211”, dijo Hernández Denton en su determinación de conformidad.

En su escrito reiteró que el Estado debe proveer prueba clara, robusta y contundente.

“Por las razones expuestas anteriormente, estamos conformes con lo resuelto por este Tribunal. Sin embargo, añadimos que el estándar probatorio al que debe estar sujeto el Estado en este tipo de procedimiento es el de prueba clara, robusta y convincente.

La Opinión de Conformidad de Hernández Denton está suscrita por los jueces asociados Rafael Martínez Torres y Luis Estrella Martínez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.