¿Debo incluir a los niños como invitados en mi boda?

Foto: zankyou.es

Foto: zankyou.es

SAN JUAN – Permitir que parejas de invitados asistan a bodas en compañía de sus hijos, siempre es un tema que sale a discusión en la planificación de este tipo de evento. Ciertamente es un tema serio dentro de todas las consideraciones que debemos tomar en cuenta ya que estos “pequeños invitados” pueden hacer de una experiencia agradable… o una preocupación.

Para todas las novias que están en el proceso de planificación de su boda, a continuación varios consejos que le serán sumamente útiles para atender este asunto:

Decide a qué niños invitarás a tu boda: debería ser solo los mayores de 13 años, ya que están un poco más grandes y podrán socializar fácilmente sin molestar a sus padres, Quizá solo deben ser invitados solo los del séquito. Mantente bastante firme en esto para que no caigas en el que piensen que a unos niños sí los invitaron y a otros no.

Si eliges no invitar a niños, deja establecido explícitamente en la invitación que los niños no están invitados.

Cuidar a los niños: si fueras a permitir niños, es preferible que los sientes junto a sus padres para que los cuiden. La idea de sentarlos a todos juntos puede parecer buena, sobre todo si no tienes a alguien asignado a cuidarlos. Lo conveniente sería contratar niñera, que tenga experiencia para que los cuide. Habilita una mesa especial, sobre todo para que pueda llevar los niños al baño y supervisar que no hagan travesuras.

Menú especial para los niños: con este menú no hay que ser especialmente cuidadosos, ya que a los niños les gustan las comidas divertidas como la pizza, nuggets y otros alimentos por el estilo. La mayoría de los niños estarán contentos con un pedazo de pizza. Mi recomendación a los padres que llevan niños a este tipo de actividad es asegurarse que los niños coman antes de ir a la actividad, ya que por lo general les da hambre más temprano.

Mantenlos entretenidos: este punto es fundamental, ya que si no hay nada que los mantenga distraídos o divertidos se aburrirán y es cuando estarán indicandole a los adultos que “ya se quieren ir”. Es buena idea designar un área especial con un plasma y varias películas infantiles en DVD, juegos de mesa u ofrecerles una bolsa de varios artículos para pintar o hacer manualidades.

No permitir que el estrés te gane: invitar a niños a una boda siempre es un tema controversial, algunos de los invitados estarán encantados de tenerlos en la fiesta, pero otros te darán un no rotundo. No te preocupes ni te estreses, disfruta de los momentos divertidos que puedan ofrecer los niños en tu boda, si encuentras a un niño picando el pastel, mejor dile al fotógrafo que capture ese momento.

Algo que también se debe considerar es que por lo general asisten más niños a bodas de día que de noche, entonces este puede ser un punto importante al decidir si invitarlos o no.

Lo común es que los padres de los niños entiendan que hay tipos de fiesta que no es para niños porque implica más gastos a los anfitriones por las consideraciones antes mencionadas.

Esa decisión de aceptarlos o no se complica más cuando los niños son tus sobrinos o primitos, cuyos padres no tienen con quien dejarlos en casa o no quieren o tienen dinero para pagar una niñera.

En resumen: toma la desición que entiendas más te favorezca y se ajuste a tu presupuesto. Si la desición es no invitar niños dirige las invitaciones a los adultos. Le puedes agregar el “Solo para adultos” en la invitación a la boda; si eres más firme, puedes poner “No niños” o “Solo para mayores de edad”; también puedes hablar directamente con algunos familiares y amigos de las razones por las que prefieres no tenerlos en esta ocasión como invitados, y que ellos rieguen la voz. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.