Cuadre de presupuesto gubernamental brinda tres duros golpes a grupos que mueven la economía

index135EL CAPITOLIO – Para el legislador, Antonio “Tony” Soto, el resultado de la reunión de ayer entre la rama ejecutiva y legislativa para llegar a un acuerdo sobre las medidas impositivas que el Gobernador, Alejandro García Padilla, pretende implantar a los puertorriqueños es nefasto ya que le brinda tres duros golpes a un mismo grupo económico, los comerciantes.

“El resultado de esa reunión de ayer entre el Ejecutivo y el Legislativo es nefasto y le brinda un golpe bajo a los grupos que mueven la economía y crean empleos en la Isla. El IVU agrandado, la patente estatal y el revertir la Reforma Contributiva lo que traerá es una debacle económica que provocará que los comercios le pasen ese efecto al consumidor, no creen empleos y como último recurso suspendan la actividad económica, o sea, desaparecerán”, explicó el también portavoz de la delegación del Partido Nuevo Progresista en la Comisión de Pequeños y Medianos Negocios.

El representante del Distrito 6 fue aún más allá diciendo que el junte pudo marcar el comienzo de un cuatrienio donde la economía de la Isla sucumbirá a niveles nunca antes vistos.

Soto hizo estos comentarios luego de conocer que el Gobierno pretende ampliar el IVU, revertir las tasas contributivas de las corporaciones al nivel que estaban en el 1994 y el establecimiento de una nueva patente estatal a corporaciones.

Añadió, “dijeron que van a bajar el B2B pero dejan partidas que no identificaron que como quieran van a tener que seguir pagando los negocios. Hablaron de establecer una nueva patente estatal de .7 por ciento sobre el volumen total de negocios. Eso, explicado en arroz y habichuelas, es como si le aumentarán el IVU porque si el comerciante vende 1 millón de dólares le tienes que pagar el .7 por ciento de la patente y lo va a terminar pagando el consumidor”.

El representante puso como ejemplo que actualmente en un supermercado los alimentos no procesados no pagan IVU sin embargo con estas medidas el comercio tendrá que pagar la nueva patente estatal y el comerciante incluirá ese costo en sus gastos operacionales lo cual termina aumentando el precio del producto y por ende pagando el consumidor.

Por su parte, indicó que el propuesto regreso a las tasas contributivas de antaño provocaría que empresas pagaran el doble en contribuciones.

“Una empresa con un ingreso neto tributable de 1 millón de dólares pagaba en 1994, 468,550 dólares y en el 2011, pagó 291,250 dólares. Ese es el efecto neto de regresar a las tasas contributivas de 1994 propuesto por el Partido Popular Democrático. Nos quieren llevar al borde del abismo”.

Soto dijo que el efecto detrimental que tendrán los impuestos propuestos por el Gobierno pueden aminorarse o eliminarse si el Ejecutivo realiza un serio corte de gastos y presentan un presupuesto menor y no mayor al cuatrienio pasado. El presupuesto del fondo general propuesto de 9,830,000,000 de dólares es de 750 millones de dólares más que el presupuesto actual.

“Estamos a tiempo esto todavía no se ha firmado, sólo hace falta voluntad. Hay que recuperar dinero sin destrozar la economía. Es momento de que el Gobierno se apriete el cinturón y recorte gastos. La única solución García Padilla le ha presentado a los puertorriqueños es poner más impuestos a las empresas, a la gasolina, a las bolsas plásticas o sea meterle la mano al bolsillo de la gente. En una economía estática la solución no es aumentar impuestos es economizar gastos, todo el mundo se lo ha dicho y este Gobierno no quiere hacer caso”, dijo el representante.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.