Complacido el gobernador con enmienda del senador Bill Nelson que atiende su petición para incluir a Puerto Rico en Plan Federal de Vigilancia de Costas

imagesLA FORTALEZA – El gobernador Alejandro García Padilla dijo el jueves estar complacido con la enmienda presentada por el senador demócrata de la Florida Bill Nelson para incluir a la isla en el proyecto de ley de reforma de migratoria que le daría a la isla mayores recursos para proteger nuestras costas de la entrada de drogas y armas.

“Agradezco al senador Nelson por acoger nuestros planteamientos ya que estos recursos adicionales que serían asignados a la isla son esenciales para que seamos exitosos en nuestra batalla contra la inmigración ilegal y el narcotráfico. Esto es un reconocimiento de la importancia que tiene para la seguridad de los Estados Unidos la frontera del Caribe”, dijo el gobernador.

La enmienda permitiría que Puerto Rico reciba recursos adicionales para proteger las costas de la isla de la entrada de armas y drogas de las cuales un 80 por ciento terminan en las calles de los Estados Unidos.

La enmienda número 1253 al proyecto de ley S. 744 según presentada por el senador Nelson dispone que el Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU., a través de la Oficina de Asuntos Aéreos y Marítimos, adquiera y despliegue buques y aeronaves adicionales, según sea necesario, con el fin de incrementar la seguridad fronteriza marítima a lo largo de las zonas costeras del sureste de los Estados Unidos, incluyendo la Florida, Puerto Rico, y la costa del Golfo y la costa de California.

Además debe aumentar el despliegue de aviones no tripulados, no armados a la región del Caribe; adquirir, actualizar y mantener los sistemas de sensores para la flota de aviones y buques; aumentar las patrullas aéreas y marítimas para ganar y aumentar la conciencia de dominio marítimo; aumentar y mejorar las instalaciones, según sea necesario, para acomodar a todo el personal y los activos; realizar cualquier mantenimiento adicional que sea necesario para preservar la capacidad operativa de cualquier activo aéreo o marino adicional; modernizar y proveer el personal adecuado para el Centro de Operaciones de Asuntos Aéreos y Marítimos con el fin de aumentar la conciencia de dominio marítimo, y contratar y desplegar el personal que sea necesario para garantizar la seguridad a lo largo de la frontera marítima.

“Estas fueron parte de las conversaciones que tuvimos con el secretario de Justicia de Estado Unidos Eric Holder y otros funcionarios federales durante nuestro reciente viaje a la capital federal por lo que nos complace de sobremanera que hayan escuchado nuestro llamado”, afirmó el primer mandatario.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.