Aseguran incineradora de Arecibo no impacta el Karso

imagesSAN JUAN – El asesor legal ambiental de la compañía Energy Answers, Rafael Toro aclaró que el desarrollo de la planta de recuperación de recursos y generación de Energía (Waste to Energy), en el municipio de Arecibo, no impactará el Karso ni los recursos de agua subterránea en la región norte de Puerto Rico, tal como lo alegó la organización Ciudadanos del Karso (CDK). Según Toto, lo que sí tiene un impacto sobre el Karso, son algunos vertederos que están en incumplimiento con las reglamentaciones federales y estatales. Existen 28 vertederos que operan en el país, de los cuales cuatro tienen órdenes de cierre por las autoridades federales: Vega Baja, Florida, Santa Isabel y Aguadilla.

“En la zona del Karso se encuentran ubicados vertederos que no fueron diseñados en cumplimiento con los criterios operacionales federales y estatales. Aun así, continúan operando impunemente, sin la oposición de estas organizaciones que tienen como objetivo proteger dicha zona”, indicó Toro.

Por su parte, el ecólogo, Alexis Molinares se mostró sorprendido que CDK no haya demostrado solidaridad con las comunidades de Factor y Garrochales en Arecibo, que combaten actualmente la operación de estas instalaciones que no cumplen con la reglamentación federal ni estatal en materia de desperdicios, ni con la ley de conservación del Karso”.

Toro enfatizó que, la organización de Ciudadanos del Karso “no ha presentado evidencia de que el proyecto de Energy Answers sea un peligro a la salud o el medioambiente, por lo que sus alegaciones son infundadas, y especulativas”.

Sin embargo, los estudios evaluativos del proyecto, que incluyen el estudio de potencial riesgo a la salud y al medioambiente, comprueban que el proyecto es seguro para la salud y el medioambiente. Estos estudios evaluaron el potencial impacto a la zona del Karso al igual que las zonas agrícolas como las vaquerías de los municipios limítrofes, y concluyeron que ninguna se pone en peligro.

Los datos utilizados para estos estudios es completamente confiable y le garantiza a la ciudadanía una operación segura por completo ya que utiliza unas premisas de evaluación bien conservadoras, con información real, incluyendo datos topográficos y ambientales de toda la región local.

El proyecto de Energy Answers no produce cenizas, como erróneamente alega CDK. Lo que hace es que reduce toneladas de basura a cenizas, con sobre un 90 por ciento de reducción que de otra forma comprometería irreversiblemente el espacio limitado que tienen los vertederos que sí cumplen con las leyes ambientales. De hecho, estas cenizas son inertes y no son peligrosas por lo que pueden disponerse en vertederos que cumplan con las leyes ambientales.

Las opciones que presenta CDK han sido objeto de discusión por décadas y a pesar de todo el esfuerzo y recursos dedicados, no han probado ser la solución a la crisis en el manejo de basura. En Puerto Rico, el por ciento de reciclaje está entre un 9 a un 11, cuando la política pública de la Administración de Desperdicios Sólidos (ADS), desde 1992, es reciclar el 35 por ciento de los desperdicios; meta que no ha sido alcanzada.

El proceso de permisos -al que ha sido sometido el proyecto de Energy Answers en Arecibo- cumple rigurosamente con todos los requisitos federales y estatales aplicables, tanto procesales como sustantivos, proveyendo una participación ciudadana sin precedentes, según reconoció la propia Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Los señalamientos que hace CDK sobre el permiso final de aire otorgado recientemente por la EPA, son infundados. Energy Answers trabajó, por más de un año, con los mejores científicos locales e internacionales para preparar y someter la solicitud de este permiso.

Seguido, tomó otro año, el proceso de escrutinio al que fue sometido Energy Answers por parte de la EPA antes de otorgar el permiso preliminar de aire. Asimismo, se dedicó otro año, para recibir todos los comentarios públicos sobre la planta y realizar el análisis de la agencia federal antes de emitir el permiso final.

El permiso final de aire de la EPA contiene más de 60 páginas y está acompañado con más de 120 páginas de respuestas a los comentarios sometidos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.