Arzobispo de San Juan condena decisión del Supremo Federal al matrimonio del mismo sexo mientras Bhatia la defiende

IMG_0444SAN JUAN – El Arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves se opuso el jueves a la determinación del Tribunal Supremo de los Estados Unidos de que las parejas del mismo sexo, casadas legalmente, deberían tener los mismos beneficios federales con que cuentan las parejas heterosexuales.

“La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de declarar inconstitucionales ciertos artículos de la Ley Federal Sobre Defensa del Matrimonio” (DOMA) inflige una nueva herida a la institución del matrimonio y la familia. Antes de la decisión del Tribunal sobre esta ley, si un Estado legislaba a favor del “matrimonio homosexual”, el gobierno federal no estaba obligado a reconocer tal matrimonio pues solo reconocería como válido el matrimonio hombre-mujer. De igual manera, es desconcertante la determinación de dicho Tribunal de no hacer valer y respetar la voluntad del electorado de California que votó en 2008 a favor de una enmienda constitucional para asegurar que en California el matrimonio seria solo entre una mujer y un hombre”, dijo Roberto González Nieves.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos determinó el miércoles en una decisión cinco a cuatro que es inconstitucional la ley DOMA de 1996 que negaba beneficios federales a matrimonios del mismo sexo.

“Por el contrario, el tribunal optó por no ver el caso en sus méritos y, con ello, anuló prácticamente la voluntad del pueblo de California. Lo que sucedió en California fue que el Tribunal no les reconoció a los ciudadanos el derecho a presentar esa apelación. En ningún momento, el Tribunal Supremo Federal se expresó sobre la enmienda aprobada por el pueblo de California”, argumentó mediante declaraciones escritas González Nieves.

Asimismo Rodríguez Nieves expresó que no es discrimen el abogar por el matrimonio entre hombre y mujer.

“Abogar por que el matrimonio sea únicamente entre una mujer y un hombre no constituye un discrimen. Discriminar significa dar trato desigual a dos realidades que son iguales. No es igual a la unión de personas del mismo sexo que la alianza matrimonial de una mujer y un hombre”, sostuvo el Arzobispo.

“Son realidades de naturalezas y destinos distintos y él no debe resolver esta situación equiparándola al matrimonio sino a través de otra solución jurídica. Todos los seres humanos somos iguales pero no idénticos. Por lo tanto, defender la igualdad equivale a defender la dignidad de cada persona y complementariedad entre los sexos”, dijo González Nieves.

“Nos pronunciamos a favor de inclusión y del respeto de la dignidad de cada persona y sus legítimos derechos y en contra de la exclusión y marginación, respetando siempre el orden natural que para los que somos creyentes, es obra inalterable del Creador, y que todo ser humano puede a través de la lógica que brota de su conciencia ante la maravilla del orden natural”, finalizó diciendo el Arzobispo de San Juan.

Por su parte, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia expresó en medio de la sesión senatorial del jueves, que “en el día de ayer, interpretando la Constitución de los Estados Unidos, el Tribunal Supremo declaró que es inconstitucional el negarle el derecho a casarse a dos personas del mismo sexo. Por lo tanto, el que haya jurado fidelidad a la Constitución de los Estados Unidos, tiene que reconocer eso”

“Que den un paso al frente los que juraron la Constitución de los Estados Unidos y que entiendan que jurar fidelidad, que bajo esa Constitución de los Estados Unidos, está prohibido hacer lo que algunos quieren hacer, que es negarle derechos a las personas del mismo sexo en Puerto Rico”, sostuvo Bhatia.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.