Aprueban desde el Senado programa especial de servicios para identificar y reintegrar al desertor escolar

IMG_0890EL CAPITOLIO – Con el fin de atender de manera integral problema de la deserción escolar, el Senado de Puerto Rico aprobó el miércoles, el Proyecto del Senado 259 que ayudaría significativamente a que los jóvenes desertores se reintegren a la vida académica.

“Es preocupante ver como día a día nuestros jóvenes desisten de sus estudios y a consecuencia caen en un patrón de ocio y susceptibilidad a la ola criminal. Actualmente los jóvenes que deciden abandonar la escuela no reciben la atención adecuada que los ayude a reintegrarse a la comunidad escolar“, indicó el senador Pedro A. Rodríguez.

El Departamento de Educación, aunque reconoce que esta problemática va en aumento constante, no cuenta con estadísticas confiables de sobre la deserción escolar. Se estima que existe un 40 por ciento de estudiantes que comenzaron los grados primarios pero no completaron los estudios superiores. Ante esta problemática, Rodríguez González pretende que se cree el “Programa Especial de Servicios para Identificar y Reintegrar al Desertor Escolar”, así como establecer la cooperación y coordinación a través de acuerdos interagenciales y con grupos comunitarios, académicos, universidades y profesionales. Además, se establecerá un registro actualizado de todos los jóvenes desertores escolares, identificándolos por región educativa, nivel escolar y años en que estuvieron participando del sistema como estudiantes. De igual manera, autoriza utilizar todos aquellos donativos de fondos, facilidades y propiedades del Gobierno local ó federal para el cumplimiento de estos propósitos.

Además, se ordena establecer la reglamentación necesaria, así como incluir bajo este Programa los Centros del Proyecto C.A.S.A. (Centros de Apoyo Sustentable al Alumno) proyecto que inició el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá durante su primer año de administración en el 2005 y que tienen como objetivo dar una alternativa educativa creativa e interesante a los jóvenes que abandonan la escuela o que están a punto de abandonarla. Los Centros CASA son un modelo exitoso para atender el problema serio de la deserción escolar.

“Estaremos trabajando con las oficinas gubernamentales pertinentes, así como las entidades comunitarias para atajar este problema e identificar las necesidades educativas, vocacionales y de empleo para jóvenes desertores escolares”, finalizó el senador Rodríguez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.