Aponte Hernández no favorece cuadre de presupuesto con juegos de azar

Máquina tragamonedas

Máquina tragamonedas. (Foto: SXC)

EL CAPITOLIO – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández cuestionó el viernes el que se continúe con la discusión del tema de la legalización de cientos de máquinas de juegos de azar, ya que a su juicio, el presupuesto ya se cuadró sin necesidad de esa medida.

“Siempre he estado opuesto a la legalización de estas máquinas de juego de azar fuera de los casinos certificados. No veo la razón de la insistencia de continuar creando una sociedad de juego justificado por las ansias desmedidas de seguir gastando dinero de un Pueblo cada vez menor”, puntualizó Aponte Hernández.

Las expresiones del representante estadista surgen luego de que reportes indicaran que el actual impase presupuestario entre Cámara y Senado se encuentra centrado en varias medidas de recaudos, incluyendo la insistencia de la cámara alta en aprobar un proyecto de ley que legalizaría el uso de estas máquinas de juego de azar a través de establecimientos comerciales a través de todo Puerto Rico.

Por su parte, la cámara baja le dio el visto bueno en esta sesión a una medida que limita el establecimiento de las maquinas a hoteles y lugares similares debidamente certificados por la Compañía de Turismo de Puerto Rico.

Aponte Hernández cuestionó la insistencia del presidente de la Comisión senatorial de Hacienda, José Nadal Power, en empujar para la legalización de las tragamonedas durante la presente sesión legislativa.

“El propio senador reconoce la pugna que provoca la mera discusión del asunto. La Policía de Puerto Rico ha manifestado el problema de seguridad que provocan estas máquinas. El Departamento de Salud a su vez habla de la crisis de salud mental y de la adicción al juego que estas máquinas provocan y el senador se hace de la vista larga para complacer a no sé quién de esos cuatro grupos”, dijo el expresidente cameral.

Hace apenas dos semanas atrás, que la administración del gobernador, Alejandro García Padilla, duplicó a 20 los sorteos semanales del Pega 2, Pega 3 y Pega 4, argumentando que esto atraería al Fisco alrededor de 35 millones de dólares anuales.

El líder estadista culmino con recordarle al senador popular que el mismo García Padilla también ha expresado sus reservas sobre estas máquinas y actividades ilegales.

El Primer Mandatario indicó el pasado septiembre, cuando se dirigió al pleno de la asamblea de la Asociación de Hoteles y Turismo, que: “Yo les digo a ustedes que voy a hacer cumplir la ley. No se pueden tener juegos de azar donde no se tiene autorización para operar máquinas o ningún tipo de juego de azar”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.