Aboga Pierluisi por los facilitadores de educación especial para evitar incumplimiento con ley federal

253255_10151491639208108_202888143_nSAN JUAN – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, pidió el sábado a la administración del gobernador Alejandro García Padilla que renueve los contratos de los Facilitadores de educación especial para garantizar el servicio que se merecen los más de 140,000 estudiantes de educación especial y sus familias.

“Hemos estado hablando del bienestar de sobre 143,000 estudiantes puertorriqueños que requieren servicios de educación especial y de todas sus familias. Me preocupa el impacto que puede tener, y que ya está teniendo, la eliminación de las plazas de Facilitadores de Educación Especial en los servicios directos que tienen que recibir nuestros niños por mandato de la Ley Federal IDEA y por el pleito de Rosa Lydia Vélez”, dijo Pierluisi, tras concluir una reunión con facilitadores, directores escolares, padres de estudiantes de educación especial y legisladores estatales.

El comisionado residente aseguró que en la reunión pudo constatar el impacto positivo en la educación de estos niños como resultado de la creación de los Facilitadores.

“Los Facilitadores han servido bien para aumentar considerablemente el acceso a servicios a los estudiantes de educación especial y para agilizar la coordinación de esos servicios con los centros regionales y con los contratistas que ofrecen servicios especializados. La queja recurrente de los padres, que dicho sea de paso son los que ayudaron a crear este puesto, era la falta de acceso cercano y las tardanzas en recibir las evaluaciones y los servicios para sus hijos porque los Centros de Servicios remotos y muy pocos. Los padres clamaban por personal dedicado a estas funciones desde las mismas escuelas donde están sus hijos”, sostuvo Pierluisi.

El Comisionado Residente explicó que con los 10 centros existentes, cada uno tiene que atender un promedio de 14,300 estudiantes por centro. Esto contrario a ahora que hay 1,200 Facilitadores que atienden a 120 estudiantes cada uno.

“El acceso a servicios y la prontitud de los mismos está mejor garantizado con una persona que conoce al estudiante, que lo ve en la escuela y que atiende a los padres. Todo esto afecta el cumplimiento con los términos de tiempo que requiere la ley federal IDEA y el pleito de Rosa Lydia Vélez para que se provean los servicios”, indicó Pierluisi.

El Comisionado Residente destacó que los Facilitadores fueron adiestrados en cuanto a los requerimientos de la ley federal IDEA y el pleito y las implicaciones en los servicios, los planes individualizados, los trabajos digitalizados, y se les proveyó un Pcard, que es una tarjeta de compras para servicios menores de asistencia tecnológica, como espejuelos y audífonos, que agilizaron el proceso para que los estudiantes los recibieran. Asimismo los Facilitadores han logrado reducir grandemente la pérdida de documentos y expedientes de estudiantes de educación especial.

La presente administración pretende crear una nueva plaza que se supone que atienda las necesidades de los niños pero agregando tareas, bajo el título de Asistente Administrativo 3.

“Es importante señalar que todos los Facilitadores existentes fueron evaluados nuevamente el año pasado por el Director de Escuela, un facilitador municipal o regional, y tres padres de educación especial escogidos por el director. Un cambio a Asistente Administrativo 3 implica que tendrán otras funciones y se retrasarán los servicios a los estudiantes. También implica una nueva convocatoria para las plazas lo que significa que probablemente no van a estar todos reclutados a tiempo”, expresó Pierluisi.

En el Mensaje de Presupuesto del Gobernador anunció el regreso a los servicios dados en los centros de educación especial y prometió duplicar la cantidad de centros.

“Para los padres eso es un retroceso terrible. Y el cambio a Auxiliar Administrativo 3 significa que van a estar haciendo otras funciones y no dedicándose a los estudiantes de Educación Especial como se requiere. Esto nos es justo para nuestros niños ni hace sentido administrativo”, expresó Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.