Aboga Ángel Rodríguez por realización de pruebas de detección de sustancias controladas en el Gobierno

Cámara de Representantes de Puerto Rico (Logo)EL CAPITOLIO -El representante del Partido Nuevo Progresista, Ángel Rodríguez Miranda, insistió esta tarde en la aprobación de varias medidas que incluiría como requisito para confirmación de jueces, fiscales, procuradores de familia y menores; la realización de un análisis capilar para la detección del uso de sustancias controladas.

“Ciertamente, nadie en la sociedad puertorriqueña está exento de caer bajo las garras del consumo de drogas ilegales. Sin embargo, hay un sector que debe ser ejemplo vivo de pulcritud para toda la población debido al ámbito de responsabilidades que le conciernen. Nos referimos, obviamente, a las personas que son nombradas para ocupar cargos de gran responsabilidad hacia la seguridad de nuestros ciudadanos. Específicamente, nos referimos a las personas que sean nombradas para ocupar posiciones como fiscales, procuradores o jueces”, dijo Rodríguez Miranda a través de una parte de prensa.

El representante de Toa Alta y Bayamón radicó el Proyecto de la Cámara 317, el cual enmienda la ley orgánica del Departamento de Justicia, para obligar que todo aspirante a fiscal y procurador se someta a la prueba de detección de drogas para ejercer su posición.

Por otra parte, el Proyecto de la Cámara 319, enmienda la Ley de la Judicatura de Puerto Rico, para hacer requisito la celebración de dicha prueba como parte del proceso de confirmación de todos los jueces de la Isla, desde los municipales hasta los miembros del Tribunal Supremo.

“El análisis de pelo o capilar para determinar la presencia de drogas fue utilizado por primera vez en 1954, pero a partir de los años ’70 se empieza a valorar como alternativa una muestra de orina para detectar consumidores crónicos de drogas y que abuso de medicamentos. El pelo es un tejido sin metabolismo y los restos de drogas permanecen en el mismo de forma prácticamente, indefinida, otra ventaja es la imposibilidad de negativos por abandono del consumo, temporeramente. El análisis capilar es difícil de adulterar y la muestra es fácil de recoger”, explicó el representante estadista.

Para Rodríguez Miranda, la custodia de la muestra en un asunto como el aquí ventilado es fundamental. Sin embargo, existe una amplia gama de laboratorios que cuentan con el peritaje y los protocolos de seguridad adecuados para llevar a cabo pruebas de detección de uso de sustancias contraladas.

“No vemos razón alguna para que esta legislación no pueda ser avalada. Según consta en la Ley para Reglamentar las Pruebas para la Detección de Sustancias Controladas en el Empleo en el Sector Público, el Gobierno tiene el compromiso y el interés apremiante de erradicar el uso, posesión, distribución y tráfico ilegal de sustancias controladas. Aun cuando el Estado debe evitar o minimizar toda interferencia en la vida privada de sus ciudadanos, la consecución de la libertad personal de éstos y el bienestar de la sociedad y sus comunidades requiere la adopción de toda aquella medida encaminada a preservar su seguridad”, puntualizó el expresidente de la Comisión de Asuntos de la Juventud.

Rodríguez Miranda también sometió a consideración el Proyecto de la Cámara 344, a los fines de imponer como condición al momento de fijar una fianza el que la persona arrestada por cualquier delito que tenga derecho a quedar en libertad bajo fianza se realice la prueba de detección de sustancias controladas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.