Se aproximan multas millonarias por eliminar facilitadores educación especial

Seal_of_Puerto_Rico_Senate.svg_EL CAPITOLIO – El senador penepé, José “Joito” Pérez Rosa, denunció el miércoles que la administración del gobernador, Alejandro García Padilla, arriesga la imposición de millonarias multas por parte del tribunal al eliminar el programa de los facilitadores de educación especial y remplazarlo con el antiguo modelo el cual ya había sido descartado por el monitor federal. “Lamentablemente este gobierno nos está llevando al pasado donde la calidad de los servicios de educación a los niños con impedimentos era deficiente. Luego de que la pasada administración llegará a unos acuerdos para evitar el pago de 2 mil dólares diarios en multas al tribunal por no ofrecer los servicios adecuados a este importante sector de la ciudadanía, García Padilla decide desmantelar los mismos y asumir el riesgo de volver a pagar de millonarias multas regresando a un modelo que ya fue descartado por los padres de estos niños, las organizaciones que velan por su bienestar y hasta el propio monitor del pleito de clase Rosa Lydia Vélez. Esto no hace ningún sentido”, expresó el senador por Arecibo en una comunicación escrita.

El martes trascendió que el Departamento de Educación se apresta a reclasificar los alrededor de 1,400 facilitadores, asignándoles otros puestos y tareas. Esto eliminaría una de las condiciones presentadas al monitor en el 2010 para suspender la imposición de multas por incumplimiento con la Orden en el caso la cual se remonta al 2002.

Dicha imposición coloca una multa de 2 mil dólares diarios por cualquier incumplimiento, pagaderos cada tres meses.

Durante su mensaje de presupuesto y estado, el gobernador indicó su intención de regresar al antiguo modelo de servicios a los jóvenes con impedimento. “me place informarles que ocho nuevos centros para atender a niños y niñas de educación especial abrirán en los próximos meses, aumentando de 8 a 15, un aumento 53 por ciento. Ahora habrá centros en Mayagüez, Aguada, Arecibo, Dorado, Toa Alta, Bayamón, San Juan, Carolina, Comerío, Caguas, Coamo, Ponce, Fajardo, Las Piedras y San Germán”, dijo el mandatario.

“Esta medida afecta a directamente a los niños de educación especial. Esto causará que los padres vuelvan a hacer las filas largas y las pérdidas de los días para poder inscribir a los niños como de educación especial. Se volverá a escuchar las continuas quejas de los padres cuando los servicios y equipos necesarios para los niños de educación especial nunca llegaban o llegaban tarde. Con los facilitadores, todos los componentes de la escuela se reunían en la misma escuela y los facilitadores resolvían”, indicó Pérez Rosa.

El senador estadista exhortó al recién confirmado secretario de Educación, Rafael Román, a que evalué y realice ajuste al presente programa de facilitadores, y no a eliminar el mismo como pretende la administración de turno.

Datos provistos por el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico indican que para el año escolar 2009-10 existía una población de 110,417 jóvenes con impedimentos cognoscitivos significativos tomando cursos de educación especial en las escuelas públicas de la Isla. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.