Representante dice Familia restituyó empleadas despedidas de programa de adopción

ADFAN_FAMILIAEL CAPITOLIO  – La improvisación y la persecución a empleados afiliados al Partido Nuevo Progresista se evidenció ayer cuando el Departamento de la Familia tuvo que reinstalar a dos de los empleados despedidos al desmantelar el centro de adopción.

Según la legisladora, fue el sindicato Servidores Públicos Unidos (SPU) el que logró la reinstalación de dos de las trabajadoras del Centro de Adopción Amor y Vida, cerrado en días recientes por el Departamento de la Familia.

Jeannette Santiago, trabajadora social uno y Madeline Santiago, asistente de servicio fueron re instaladas en sus puestos luego de que se demostrara que fue un despido injusto y ensañado.

La portavoz de la minoría en la Cámara de Representantes, Jenniffer González Colón, aseguró que la secretaria del Departamento de la Familia, Idalia Colón, y la administradora de la Administración de Familia y Niños (ADFAN), Vanessa Pintado, han estado enfocadas en perseguir a los empleados y montando esquemas para justificar luego otorgar contratos millonarios para privatizar el trabajo de los trabajadores sociales, como han hecho con la empresa privada de la trabajadora social Rita Córdova a quien si tener un día de nombrada en la agencia, ya le habían asegurado 1 millón de dólares.

“Aquí se va viendo como se ensañaron contra unos empleados, por lo bajo cerraron las oficinas de adopción sin hacerlo público para poder despedir a los empleados y ahora se va viendo como tendrán que reinstalarlos porque fueron despidos injustificados. Por otro lado, han estado hablando de querellas sin atender solo con el propósito de privatizar los servicios con la trabajadora social privada Rita Córdova, a quien en el pasado hicieron millonaria y al regresar a la agencia le consiguieron 1 millón de dólares y le han garantizado de manera especial 4 millones adicionales en un cerrar de ojos”, denunció González en un comunicado de prensa.

La expresidenta cameral dijo que mientras se mantiene en silencio el cierre del Centro de Adopción y la posible eliminación de Posada Amor y Vida, el SPU catalogó el desmantelamiento de las oficinas de adopción “como un despido injusto, inhumano y absurdo” por parte del Departamento de la Familia. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.