Preparado Pierluisi para defender los intereses de la Isla ante la reforma contributiva federal

1160669385FAJARDO – El Comisionado Residente en Washington, Pedro Pierluisi, delineó el viernes sus esfuerzos en Washington para asegurar que el impacto que tenga la posible reforma del Código de Rentas Internas de Estados Unidos sea positivo y estimule el desarrollo económico de la Isla.

“He estado trabajando y continuaré trabajando bajo la teoría de que la legislación sobre la reforma contributiva podrá obtener tracción en Washington, y estoy tomando los pasos necesarios para asegurar que Puerto Rico reciba un trato justo y beneficioso bajo cualquier versión de este proyecto de ley que esté bajo consideración. En el Congreso, como en la vida, siempre es mejor estar bien preparado o como dice el refrán, mejor precaver que tener que remediar”, expresó Pierluisi ante el foro titulado La reforma contributiva federal y su impacto en Puerto Rico de la Asociación de Industriales de Puerto Rico.

El comisionado residente explicó que el Presidente Barack Obama, el liderato republicano de la Cámara de Representantes federal y el liderato demócrata del Senado federal, están de acuerdo en cuanto a la necesidad de reestructurar el sistema contributivo de Estados Unidos, particularmente en lo que se refiere a los individuos y las corporaciones.

Por su parte, Pierluisi se enfocó en discutir la perspectiva de las disposiciones corporativas internacionales y su potencial impacto en la Isla, pues Puerto Rico es considerado mayormente como una jurisdicción foránea para propósitos del Código de Rentas Internas federal.

“Mi norte es asegurar que los intereses de Puerto Rico estén bien protegidos y representados en cualquier reforma contributiva que se convierta en realidad. He estado visitando y educando a miembros clave en el Congreso y a oficiales de la administración de Obama sobre este tema por más de dos años. Mi mensaje – el cual siempre ha sido bien recibido – es simple y consistente. Puerto Rico es una jurisdicción de Estados Unidos y los empleos en Puerto Rico son empleos americanos – por lo que la reforma contributiva debe ayudar, no hacerle daño a Puerto Rico”, indicó el comisionado residente.

“He expresado mi preocupación de que ciertas propuestas de reformas contributivas puedan, al no ser modificadas adecuadamente, perjudicar las inversiones y la creación de empleos en Puerto Rico, y hacer más difícil que el territorio pueda competir con otras jurisdicciones. He dejado claro que cualquier reforma contributiva tiene que tener las disposiciones necesarias para prevenir un impacto adverso en Puerto Rico y para impulsar el desarrollo económico de la Isla”, añadió.

Una de las propuestas de la administración de Obama que está bajo consideración por el Comité de Medios y Arbitrios, señaló el Comisionado Residente, es que las Corporaciones Foráneas Controladas (CFC) estén sujetas a una tarifa mínima de impuestos para que el ingreso foráneo aplazado, o “deferred”, en una jurisdicción de bajos impuestos inmediatamente sea tributable hasta la tasa mínima establecida, mientras pueden recibir un crédito contributivo por las contribuciones pagadas al país donde ubica la corporación. La administración aún no ha especificado cuál será la tasa mínima de contribuciones, aunque se ha hablado de una tasa de alrededor de 15 por ciento. Al mismo tiempo, ha propuesto varios nuevos incentivos para beneficiar a compañías que decidan invertir y crear empleos en Estados Unidos, incluyendo un crédito contributivo para compañías que trasladan sus operaciones del exterior a los estados, en un proceso conocido como “insourcing”.

“Tan pronto estos incentivos contributivos fueron propuestos a principios del 2012, le escribí al Presidente para asegurar que Puerto Rico sea incluido dentro de la definición de “Estados Unidos” – y mi petición fue aceptada. Desafortunadamente, el Congreso aún no ha convertido en ley la propuesta del Presidente”, comentó Pierluisi.

Por otro lado, en octubre de 2011, el Presidente Republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Dave Camp, emitió un borrador de discusión que presentaba sus propuestas sobre la reforma contributiva internacional. Bajo la propuesta de Camp, la tasa corporativa federal se reduciría de 35 por ciento a 25 por ciento, una deducción igual a un 95 por ciento del dividendo que la matriz en Estados Unidos reciba de una CFC, y las subsidiarias foráneas de compañías matrices americanas recibirían el mismo trato que las CFC. El efecto real de la deducción del dividendo de 95 por ciento, cuando es combinada con la reducción a 25 por ciento de la tasa corporativa, sería de imponer un impuesto de 1.25 por ciento sobre los ingresos distribuidos de las CFC.

Chairman Camp solicitó comentarios de todas las partes interesadas para publicar un informe que evalúa lo negativo y positivo de estas opciones. Como parte de sus esfuerzos, el Comisionado Residente se reunió con el director de la oficina de la Comisión Conjunta de Impuestos para que el documento final atendiera en detalle el asunto de las contribuciones en Puerto Rico y otros territorios. Como resultado, el informe final incluye una sinopsis de 11 páginas sobre el tema. Varias CFC con operaciones en Puerto Rico participaron en el proceso y las recomendaciones de la Asociación de Industriales de Puerto Rico forman parte del informe.

Además, Pierluisi sostuvo reuniones con el líder Demócrata de la Comisión de Medios y Arbitrios, Sander Levin, con los co-presidentes del grupo de trabajo de contribuciones internacionales, Devin Nunes de California y Earl Blumenauer de Oregón, y con los co-presidentes del grupo de trabajo de manufactura, Jim Gerlach de Pennsylvania y Linda Sánchez de California.

Por su parte, el Comité de Finanzas del Senado llevó a cabo una vista en mayo del 2012 sobre las implicaciones de la reforma contributiva para los territorios
“Es positivo que ambos el Senado y la Cámara están al tanto de la necesidad de asegurar que la reforma contributiva atienda a las necesidades de Puerto Rico”, sostuvo Pierluisi.

“Mientras la situación continúe desarrollándose, pueden estar seguros de que he estado, y seguiré estando, muy alerta para velar que los intereses de Puerto Rico estén protegidos y promovidos en cualquier proyecto de ley de reforma contributiva. Espero poder continuar trabajando hombro con hombro con la Asociación de Industriales de Puerto Rico en este esfuerzo”, añadió.(CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.