Pierluisi reitera su compromiso para lograr paridad para veteranos

05-27-13 pierluisi veteranosWASHINGTON, DC – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, reiteró el lunes su compromiso con la lucha para que los veteranos en Puerto Rico reciban el mismo trato y los mismos beneficios que sus pares en los estados.

“Yo velo por estas injusticias y busco corregirlas a la mayor brevedad posible porque son claramente inconsistentes con los principios que dieron origen y unen a Estados Unidos. Continuaré siendo la voz de sus preocupaciones, necesidades y derechos. Nosotros, como ciudadanos de esta gran nación, hemos podido contar con ellos para preservar nuestra democracia, así que ellos tienen que poder contar con nosotros para asegurar que tienen acceso al cuidado que se merecen por su servicio”, expresó Pierluisi en un comunicado de prensa.

El comisionado residente llevó ese mensaje durante un conversatorio que tuvo con veteranos de toda la Isla que viajaron a Washington en celebración del Día de la Recordación, especialmente desde los Municipios de Arroyo, Coamo, Guayama, Juana Díaz, Peñuelas, Ponce, Salinas y Santa Isabel.

Pierluisi compartió con los veteranos en Washington tanto sus logros y esfuerzos en el Congreso en representación de los veteranos de Puerto Rico, como los compromisos que reafirmó que continúa trabajando.

“Nuestros veteranos necesitan que se realicen las mejoras necesarias a los servicios y las facilidades con las que cuentan, en las que dependen y las que merecen. Desde que comencé mi labor en Washington he estado enfocado en el desarrollo de nuevas facilidades médicas más amplias y con mayores recursos que sean accesibles para los veteranos que residen lejos del área metropolitana, pues es insostenible que nuestros veteranos tengan que trasladarse al Hospital de Veteranos en San Juan para recibir cuidado de salud. Hemos logrados grandes pasos en cuanto a estas nuevas facilidades de salud en Mayagüez, Ponce y alrededor de la Isla, al igual que en realizar mejoras importantes al Hospital de Veteranos en San Juan”, aseguró.

Pierluisi indicó que desde que asumió el cargo de comisionado residente en el 2009, las facilidades de salud de los veteranos en la Isla han recibido más fondos federales que nunca antes en la historia de Puerto Rico. En los últimos tres años el Hospital de Veteranos ha recibido asignaciones por un total de 277 millones de dólares. El hospital recibió 42 millones en el año fiscal 2010, 134.28 millones en el 2011, y 100.72 millones en el año fiscal 2012.

El Departamento de Asuntos del Veterano de Estados Unidos otorgó a Puerto Rico 26.8 millones de dólares para el diseño y construcción de un nuevo estacionamiento en el Hospital de Veteranos en San Juan y para un puente peatonal entre el estacionamiento y el hospital. De igual manera, debido a los esfuerzos de Pierluisi, La Casa del Veterano en Juana Díaz recibió 130,000 dólares.

Aparte de los fondos recibidos para la renovación del Hospital de Veteranos, cientos de miles de dólares han sido otorgados a Puerto Rico para construir clínicas de cuidado ambulatorio para veteranos en Ceiba, Utuado, Comerío, y Vieques. La nueva clínica de cuidado ambulatorio de 86,000 pies cuadrados, con un valor de 6.3 millones de dólares, está por finalizar su construcción en Mayagüez.

Además, bajo el apoyo y la insistencia del Comisionado Residente, el Congreso asignó casi 200 millones de dólares en un período de 20 años, incluyendo más de 15 millones este año fiscal, para construir y operar el nuevo centro de salud para veteranos en Ponce, el cual es un centro multi-especializado con facilidades de más de 114,300 pies cuadrados, que reemplazará la clínica de cuidado ambulatorio antigua, que sólo contaba con 65,000 pies cuadrados.

Pierluisi mencionó además que radicó un proyecto de ley bipartita para otorgarle la Medalla de Oro Congresional a la Unidad 65 de Infantería, mejor conocida como los “Borinqueneers”. La Unidad 65 de Infantería fue el único regimiento segregado en la historia de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, consistiendo mayormente de ciudadanos Americanos de Puerto Rico.

Los “Borinqueneers” lucharon desde 1950 hasta el 1952 en algunas de las batallas más feroces de la guerra. Su fuerza, coraje y lealtad ganó la admiración de muchos de los que habían tenido reservas acerca de los soldados puertorriqueños. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.