Organización de venezolanos pide apoyo a legisladores boricuas en defensa de democracia

imagesSAN JUAN – Los miembros de la organización Venezolanos en el Exterior, capítulo de Puerto Rico (VENEX PR) pidieron el miércoles a los legisladores boricuas que apoyen a los parlamentarios venezolanos en su intento porque se devuelva el orden en el Parlamento de Venezuela y se les permita el derecho a la palabra a los parlamentarios opositores. En una comunicación escrita enviada a los medios por Sonia Cosme, los miembros de VENEX PR recordaron que el pasado 16 de abril, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, decidió suspender arbitrariamente el derecho de palabra a los diputados de la oposición, que ocupan 61 de los 165 escaños del Parlamento hasta que éstos no reconozcan a Nicolás Maduro como presidente legítimo y desistan en su exigencia de que se realice una auditoría de los votos.

“Ante este preocupante atentado contra la democracia venezolana, solicitamos el respaldo de los Honorables Parlamentarios de Puerto Rico en nuestro pedido de que se restituya el orden parlamentario en Venezuela, al igual que la separación de poderes, como una solución sana y pacífica que devolverá la estabilidad al país”, expresaron los militantes de VENEX PR.

“Conocemos el apego profundo del pueblo boricua a los valores de la democracia y el respeto al estado de derecho y a la Constitución y apelando a ese espíritu democrático solicitamos su apoyo en este difícil momento que estamos viviendo los venezolanos”, agregaron.

Detallaron que en las sesiones del Parlamento del 16 y 30 de abril, diputados oficialistas llegaron a agredir incluso físicamente a varios de sus representantes, en un acto de violencia “abiertamente aupado por el propio Diosdado Cabello”.

Según dijeron, además de privar del derecho de palabra a los parlamentarios, el oficialismo venezolano ha avanzado en una estrategia de “criminalización de la protesta” a través de un discurso que promueve la violencia, el miedo y la división de los venezolanos.

Los activistas indicaron que para ello se ha prohibido la realización de manifestaciones públicas, se ha amedrentado a los empleados públicos con hacerlos despedir si manifiestan simpatía o adherencia con el candidato opositor (ya se han hecho despidos), se ha increpado a los medios de comunicación audiovisual a plegarse al discurso oficial; y por último, se está amenazando a los más importantes líderes de la oposición con privarlos de su libertad si éstos continúan apelando a su legítimo derecho de solicitar una auditoría; alegando que se trata de un intento “golpista“ y “fascista“.

El VENEX PR señaló que el pasado 14 de abril, según datos del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), el líder de la Unidad Opositora, Henrique Capriles Radonsky, perdió las elecciones por un estrecho margen de 1,49 puntos, alrededor de 230,000 votos. Cerca de 7 millones de venezolanos reclamaron una auditoría completa de las votaciones alegando que hay evidencia contundente sobre irregularidades en el proceso electoral.

El CNE se negó a hacer la auditoría completa, por lo que el pasado 2 de mayo, la oposición venezolana presentó una demanda de impugnación de las elecciones frente al Tribunal Supremo de Justicia, intentando agotar los recursos democráticos que ofrece nuestra Constitución.

La organización hizo referencia a dos videos en los que se relata la situación que se vive en Venezuela y que pueden ser accedidos en los enlaces http://youtu.be/nEoTQlUCEc4 y http://www.youtube.com/watch?v=WmEAyEjYIpA(CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.