Esperan eliminar clausula de supremacía para aprobar el 238

922973_386210714828571_867497449_nSAN JUAN – El representante Carlos Vargas Ferrer dijo el martes que espera que el jueves se le sometan enmiendas al Proyecto del Senado 238 para prohibir el discrimen por orientación sexual y que se elimine la clausula de supremacía que supone la derogación de cualquier otra ley relacionada. “Eso es lo que se va a hacer. Yo espero que se someta el jueves. El portavoz Charlie Hernández va a trabajar con las enmiendas recogidas en el caucus y una vez se discutan con el caucus, no creo que haya problemas con la aprobación del proyecto. Creo que había tres o cuatro legisladores que si se elimina la clausula de supremacía, votarían a favor. Yo confío en los compañeros porque hay mucha amplitud en los compañeros de delegación”, dijo el representante en entrevista radial (Radio Isla).

La medida, que ya fue aprobada en el Senado, no fue atendida en la sesión cameral del lunes precisamente por reservas de algunos legisladores en referencia a la clausula de supremacía.

Vargas Ferrer indicó que la clausula podría trastocar las clausulas de adopción, la definición del matrimonio, el derecho de familia según el código civil, entre otros por lo que es necesario atender el asunto con “mucha responsabilidad”.

Por su parte, el representante Luis Vega Ramos también confía que la medida sea aprobada en la sesión del jueves y explicó la clausula aplica a únicamente a cualquier ley relacionada a asuntos laborales.

“Como esto es una ley especial sobre el empleo y la elegibilidad a servicios gubernamentales, lo único que la clausula de supremacía dice es que si hay otra ley en el empleo que choque sobre la ley anti discrimen que queremos aprobar, esa ley sobre el empleo, iría por debajo de esta ley. Eso no tiene que ver con ninguna otra ley que tenga que ver con el Código Civil ni con las adopciones ni nada por el estilo. Quien tenga la preocupación de que esa clausula conlleva la derogación silente de la figura del matrimonio del Código Civil, que sepa que eso no es posible y que para cambiar eso hay que legislar específicamente sobre esos temas”, detalló.

El representante Eduardo Ferrer sostuvo que “yo votaré a favor (del 238 y del 488). Estoy en la misma línea de Luis Vega Ramos. Los compromisos se cumplen a cabalidad o no se cumplen. No podemos estar a medias”.

Mientras tanto, a pesar que favorece el proyecto, el representante del distrito 35, Narden Jaime Espinosa, también objetó la clausula de supremacía.

“La buena intención que se pretende plantear en el proyecto está presentada de manera errónea y crea confusión, pues la clausula de supremacía invalida el mismo. Esta clausula abre la puerta para que se reclamen otros derechos, incluyendo el matrimonio entre personas del mismo sexo”, dijo el legislador en declaraciones escritas.

De la misma forma, explicó, les da la libertad a las personas a cambiar su género, según como se sientan o se proyecten. Dijo que el lenguaje usado en la redacción del mismo es confuso, lo que lo hace un gran riesgo.

La representante estadista Lourdes Ramos fue otra de las legisladoras que rechazó la mencionada clausula. “Eso abre las puertas para inclusive que si alguien quiere pedir el matrimonio entre parejas del mismo sexo, lo haga porque al ser una clausula que va por encima de cualquier otra ley, estaría violando el Código Civil que establece el matrimonio entre hombre y mujer. El proyecto lo cambiaron. No es lo mismo”, dijo Ramos quien afirmó el Proyecto 238 es totalmente distinto al 1725 presentado por la expresidenta cameral, Jenniffer González el cuatrienio pasado y por el que votó a favor.

Sin embargo, el senador Ramón Luis Nieves, autor del Proyecto 238 aclaró que la clausula en cuestión es una clausula estándar.

“Estiraron el chicle para decir que con este proyecto anti discrimen se podría colar el matrimonio gay. Los enemigos de los derechos civiles trataron de crear histeria con eso. Es una clausula estándar, al igual que la clausula de separabilidad que dice que si un tribunal declara inconstitucional alguna parte de la ley, las otras partes siguen vigentes”, explicó.

La activista Ada Conde también coincidió que la clausula de supremacía es estándar y que la misma está incluida en todas las leyes. “Se llama tratar de buscar una excusa para simplemente seguir discriminando a un sector de la población puertorriqueña”, expresó al reclamar que el gobernador ejerza su liderato para que la medida sea aprobada.

Entretanto, el pastor René Pereira, insistió en su postura de que no debe haber protección alguna por concepto de orientación sexual y que en que una ponencia el secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances establece que la medida no es necesaria.

Señaló también que el Tribunal Supremo de Estados Unidos resolvió en el caso Boys Scouts of America vs. Dale que “cualquier institución privada decidir si acepta o no las personas que tengan estas conductas sexuales. Esto es un asunto que puede ser impugnado en los tribunales por violación a los derechos civiles”. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.